El verano será más cálido de lo habitual y con las lluvias normales

El periodo estival en Galicia es entre 11 y 15 días más  largo que hace diez años


A Coruña

La Agencia Estatal de Meteorología anuncia un verano largo, más cálido de lo habitual y con precipitaciones dentro de la normalidad. Pero para ver el sol y disfrutar de la playa, los gallegos deberán esperar aun algo más de una semana. El sábado por la noche llegará a una borrasca con un frente lluvioso que mojará toda la comunidad hasta el domingo a primeras horas de la tarde. No habrá cielos despejados, pero no caerá ni una gota. Y las mareas estarán en calma. Así que habrá una bonita noche de San Juan porque se esperan temperaturas agradables. Entre 12 y 13 grados en el interior, mientras que en la costa se prevé que la mínima se sitúe por encima de los 15 grados. A partir de ahí, vendrá una semana en la que en la comunidad todavía se notarán los coletazos de la borrasca del sábado. No habrá muchas precipitaciones, pero, en general, los días serán nubosos.

El delegado en Galicia de AEMET, Francisco Infante, aparte de situar el inicio del verano a 17.54 minutos de mañana, destacó un estudio realizado por un meteorólogo en el que se dice que el verano en Galicia es más largo que hace 10 años. Explicó que en A Coruña se adelanta 5,75 días y termina 6,3 días más tarde. En Vigo comienza 6 días antes y concluye 8,4 jornadas después, mientras que en Ourense se inicia 10 días con antelación y se prolonga 4.5. Todo esto quiere decir, que la época estival cada vez es más larga.

En junio, los primeros quince días el mes han resultado fríos, pese a que el día 1 por efecto del episodio de calor de finales de mayo se alcanzaron los 35 grados en Verín u Ourense, pero a partir de entonces las temperaturas se desplomaron. Además de frío, con mejores temperaturas en Islandia, fue lluvioso, pues en el norte ya llovió más de lo habitual en todo el mes.

En cuanto a la primavera, este año ha sido muy cálida y ligeramente más seca de lo normal (en 2018 fue fría y muy húmeda), con un marzo cálido, abril normal y mayo muy cálido. Las temperaturas máxima y mínima del trimestre se registraron en Ourense, en las localidades de Ribadavia el 31 de mayo con 37,3 grados, y en Xinzo de Limia el 15 de marzo con 6,1 grados bajo cero.

Sobre las precipitaciones, la primavera fue ligeramente más seca de lo normal, y llovió un 85 % del valor medio para el conjunto de Galicia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El verano será más cálido de lo habitual y con las lluvias normales