La gestión de las bibliotecas e Igualdad, primeros frentes de conflicto entre PSOE y Marea

La exedila Rocío Fraga acusa a su sucesora, Yoya Neira de eliminar la concejalía y esta, de dedicar 4 años al «puro eslogan»


A Coruña / la voz

El PSOE y sus antecesores en María Pita, la Marea Atlántica, hicieron ayer públicos sus primeros desacuerdos serios. La decisión de dejar sin efecto hoy, en junta de gobierno, el encargo a Emvsa para prestar el servicio de las bibliotecas del Ágora, Fórum, Sagrada Familia, Rosales y Durán Loriga, renunciando así a la remunicipalización que quiso pero no fue capaz de acometer la Marea, abre hostilidades entre los dos grupos que no parecen fáciles de canalizar.

Considera el gobierno local que así se podrá tramitar la licitación de un nuevo servicio que «garanta os postos de traballo», argumento en el que la Marea ve una excusa, ya que «estaban garantidos a través da subrogación na empresa municipal Emvsa» en un proceso que «tería aforrado 300.000 euros ao ano».

La portavoz de la Marea, María García, criticó la «falta de valentía» para seguir con la remunicipalización, «tirando pola borda tres anos de traballo xurídico». «Inés Rey, como Pedro Sánchez, parece que non está disposta a desafiar as privatizacións», dijo García, que subrayó que las bibliotecas quedarán «en mans de empresas», consolidando un modelo «máis caro» y con «inxustas diferenzas laborais e de servizo». Recordó que ya el 8 de mayo «PP e PSOE uniron os seus votos» para «bloquear» un proceso que, subrayó, cuenta con los informes favorables de la asesoría jurídica municipal y del oficial mayor del Ayuntamiento. «Pero o goberno do PSOE prefire atender o único informe desfavorable que non é vinculante», dijo en alusión al del secretario municipal antes de apuntar que «non se pode esquecer que os procesos de contratación levados a cabo polo PP aproveitando esta vía privada están xudicializados e motivaron un rexistro policial da Concellería de Cultura no 2016».

La polémica por las bibliotecas saltó horas después de que la socialista Yoya Neira, concejala de Igualdade, y su antecesora en el cargo, Rocío Fraga, protagonizaran el primer rifirrafe público a través de Twitter con el mensaje de la exedila de la Marea anunciando como «un feito» la eliminación de la Concejalía de Igualdad y Diversidad.

Fraga aseguró que el personal del área está ahora dedicado a otras tareas, recriminó el anuncio de «programas que xa están en marcha como se non existiran» y criticó el uso de convenios nominativos frenando la concurrencia competitiva «baseada no empoderamento de colectivos emerxentes», a los que, según sostiene, su partido destinó 150.000 euros. Acusó también al nuevo gobierno de «invisibilizar ás diversidades». «O discurso é o mesmo que hai 10 anos, nada novo, terminoloxía rancia», opinó Fraga antes de subrayar que «reivindicarse no pasado e non decatarse do que veu acontecendo estes anos nos feminismos e ignorar os chamados do 8-M».

Yoya Neira respondió, también a través de redes sociales, que la Concejalía de Igualdad se había «enriquecido» integrándola con Participación y Juventud, negó que el personal se dedique a «nada externo», sino que está volcado en «tratar de paliar un problema crónico en vuestra acción: los plazos y demoras de las becas comedor», apuntó antes de afirmar que la labor de Fraga «dista mucho de mi concepto de gestión eficaz». Ante las críticas sobre la vuelta al ayer, la concejala consideró que «cambiar los nombres, reinventar la pólvora y hacer del adanismo una seña de identidad es cosa de otros, no mía. Una lástima han sido cuatro años de puro eslogan y declaraciones de voluntad», concluyó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La gestión de las bibliotecas e Igualdad, primeros frentes de conflicto entre PSOE y Marea