«Semáforos» para poder entrar en las playas y vallas para controlar el acceso en A Coruña

El Ayuntamiento crea un protocolo que establece las normas que habrá que cumplir a partir del próximo lunes


a coruña / la voz

Ya está todo listo para que el próximo lunes la gente pueda volver a tomar el sol y bañarse en la playa de manera totalmente segura. Nada será igual que antes. Se imponen medidas para que los bañistas guarden dos metros de separación, no existan aglomeraciones y ninguno de los seis arenales urbanos superen el aforo permitido.

Las nuevas normas se concretaron ayer. La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, mantuvo una reunión con el personal técnico municipal y con el director del área de Seguridade Cidadá, Carlos García Touriñán, para establecer un protocolo de transición sobre el uso de las playas con el comienzo de la fase 2. Estas medidas, que se implementarán desde el lunes hasta el 15 de junio, serán provisionales, mientras no se publique un protocolo definitivo con las instrucciones del Ministerio de Sanidad y de la Xunta.

Una vez concluida la eliminación de la duna de Riazor -las excavadoras terminaron ayer los trabajos, el Ayuntamiento comenzará a instalar toda la infraestructura y pondrá en marcha las herramientas para que los ciudadanos conozcan en tiempo real el estado de los arenales. 

Accesos. Vallas en Riazor y en Oza, y escaleras de entrada y salida en el Orzán. El Ayuntamiento quiere que la gente entre y salga de las playas en orden. Así, habrá accesos de entrada y de salida. Esta medida, sencilla en el Orzán, pues cuenta con varias escaleras -unas serán de subida y otras de bajada-, no lo es tanto en Riazor o en Oza. En estas últimas se puede saltar a la arena desde cualquier punto. Para evitarlo, se instalarán vallas y habilitarán «puertas». 

Aforo. Bandera verde en caso de que haya espacio para todos y roja para avisar de que el arenal ya está lleno. En cada una de las seis playas urbanas, el Ayuntamiento izará banderas. Verdes o rojas, según el aforo. En caso de que en el arenal haya espacio suficiente para guardar las distancias, ondeará el color verde. Si no lo hay, será el rojo, por lo que la entrada estará prohibida. El gobierno local también pondrá carteles y paneles informativos en tiempo real del estado de los arenales, así como de las recomendaciones y normas. 

Aplicación móvil. Información en tiempo real del aforo de cada una de las playas. El gobierno municipal ultima la puesta en marcha de una aplicación que los ciudadanos podrán descargar en el móvil. En ella se podrá consultar toda la información de interés sobre cualquiera de las seis playas de la ciudad en tiempo real: su aforo, el estado de la marea, así como cualquier detalle de interés que vaya surgiendo. También se trabaja en instalar cámaras para que los usuarios puedan tener «en directo» a través de la web municipal una visión panorámica de los arenales. 

Puesto de control. La coraza albergará un centro de vigilancia y emergencias. La Policía Local, los Bomberos, la Cruz Roja y Protección Civil contarán en la coraza que separa Riazor del Orzán con un centro logístico. Desde ahí se controlará y dirigirá todos los dispositivos. Habrá agentes visionando las cámaras repartidas por las playas. Otros, patrullarán los arenales para que se guarden las distancias y vigilar el uso de la mascarilla en caso de ser necesaria en las circunstancias que establece el decreto de estado de alarma. También se repartirán los accesos de entrada y salida. 

Punto de información. En la caseta de Medio Ambiente se resolverán todas las dudas. La caseta que habitualmente utilizaba Medio Ambiente para actividades de educación será ocupada para informar a los usuarios de las medidas de higiene y control que el Ayuntamiento pondrá en marcha. Cualquier duda, será ahí resuelta. 

Prohibido fumar. Ceniceros en el paseo. No se podrá echar un cigarro en la arena. Los fumadores tendrán que abandonar la playa en la que se encuentren y encender fuera el pitillo. Para ello, se habilitarán ceniceros en distintos puntos del entorno y la policía vigilará para que no se produzcan aglomeraciones y las personas guarden las distancias y puedan echar las colillas en los lugares indicados para tal efecto. 

No habrá duchas. Las autoridades municipales las inhabilitarán. Por motivos sanitarios, las duchas que hay repartidas en las playas no estarán en funcionamiento. Los bañistas deberán quitarse la arena como buenamente puedan y si quieren refrescarse, el mar será la única opción. 

Aseos. Los habrá y se higienizarán cada pocos minutos. El Ayuntamiento instalará aseos, como todos los años; si bien ahora habrá operarios de limpieza desinfectándolos cada pocos minutos para evitar contagios y en la cola se guardará espacio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Semáforos» para poder entrar en las playas y vallas para controlar el acceso en A Coruña