La Diputación ofrece de nuevo su ayuda al Pasatiempo al margen de la Xunta

El alcalde de Betanzos carga contra el conselleiro de Cultura por no reunirse con él para debatir el futuro del parque

.

Betanzos / La voz

El arreglo del Pasatiempo se está politizando a niveles preocupantes. Las siglas vuelven a imponerse a la pregonada lealtad institucional y las Administraciones comienzan a moverse con estudiados movimientos de ajedrez. En el Concello de Betanzos hay un clima de malestar por la reunión de esta semana del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, con una plataforma cívica y el portavoz municipal del PP, cuando el alcalde ya había pedido una entrevista con el conselleiro a finales del año pasado.

Ahora, el Concello de Betanzos y la Diputación, ambas gobernadas por el PSOE, envían un nuevo obús sobre este campo de batalla en el que se ha convertido El Pasatiempo. Así, la Diputación pone de nuevo sobre la mesa ese medio millón de euros para la reparación del parque secular, una cifra resultante de su oferta del 45 % del coste total. Hasta ayer, la aportación provincial estaba condicionada a que la Xunta pusiera la misma cantidad. Una vez que el gobierno autonómico limitó su ayuda a «asesoría técnica», la Diputación apartó el dinero. Pero ayer cambió de opinión y anunció al alcalde, Ramón García, que cuente con el dinero haga lo que haga la consellería. El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso; el diputado de Plans, Xosé Regueira, y el diputado socialista y alcalde de Pontedeume, Bernardo Fernández, fueron los encargados de comunicárselo al regidor, quien anunció que en breve sacará a licitación la redacción del proyecto técnico que costará cerca de 190.000 euros.

Y ayer, Ramón García no ocultó públicamente su malestar por la reunión de esta semana del conselleiro Román Rodríguez, a quien solicitó una entrevista en diciembre para hablar del Pasatiempo, mucho antes de que se cayera el muro. «A día de hoy todavía no nos ha recibido para tratar este asunto. Es respetable, faltaría más, que el conselleiro se reúna con quien quiera y que un grupo de personas preocupadas por El Pasatiempo, que no representan al Concello, como institución, mantengan una reunión con él. Lo que no es de recibo es que la consellería no convocase antes al alcalde para conocer el anteproyecto y los planteamientos del Ayuntamiento -esgrimió-; creemos que la forma de actuar de la consellería no ha sido la más adecuada y que se equivoca a la hora de plantear esta cuestión. Se trata de un asunto de interés general, no para Betanzos sino para Galicia, y da la sensación de que lo que se pretende es enfocar o utilizar este tema desde una perspectiva política, cuando esos intereses deben quedar a un lado».

Votación
1 votos
Comentarios

La Diputación ofrece de nuevo su ayuda al Pasatiempo al margen de la Xunta