El PSOE amaga con rechazar las cuentas y Ferreiro le exige que explique sus motivos

El PP pregunta a los socialistas si van a otorgar otro «cheque en blanco» a la Marea a cuatro meses de las municipales


a Coruña / La Voz

Ambiente de precampaña

La aprobación de las cuentas del 2019

La candidata del PSOE, Inés Rey, se despachó ayer con los dos últimos gobiernos municipales. A su juicio, la gestión de los populares de Carlos Negreira y los mareantes de Xulio Ferreiro ha dejado una ciudad «triste, que languidece». Por ello, desde los micrófonos del programa Cita en María Pita, de RadioVoz, afirmó que la salida pasa porque los ciudadanos vuelvan a dar su confianza al PSOE, que está segura volverá a gobernar a partir de mayo como primera fuerza de la izquierda.

En su camino se cruzan varios obstáculos, el más próximo ahora mismo es la aprobación de los presupuestos de este año, que la Marea, al excluir de las negociaciones a PP y BNG, ha dejado directamente frente al PSOE.

El PSOE

Las primeras críticas. Rey recordó que el presupuesto «llega tarde, como todo con este gobierno, que llegó tarde a los fondos europeos, a las pintadas o a la Comandancia de Obras». La candidata recordó que la Marea solo les ha facilitado parte de la documentación, que les fue entregada «el 21 de diciembre a las siete y media de la tarde». El PSOE, pese a ello y a la exclusión de los otros grupos de la oposición, asumió la responsabilidad de negociar.

Rey dejó clara ayer su primera impresión sobre las cuentas: «Son muy continuistas, no son innovadores, no ilusionan y no contienen un proyecto de ciudad». Pero la decisión final se anunciará en próximos días, dijo.

El PSOE reforzó el discurso de su candidata denunciando la baja ejecución presupuestaria del programa de Cultura, donde se quedaron en el 1,38 %. Los socialistas recordaron otros datos de la concejalía de José Manuel Sande, como la baja ejecución de inversiones en bibliotecas (15,98 %), Exposiciones (7,81 %)o Museos (15 %); y en especial que desde el 2016 se conocía el deterioro del Kiosco Alfonso, que hace semanas sufrió un derrumbe, pero en el 2017 no se ejecutó la partida de 128.000 euros para reparaciones. De hecho, la contratación de los trabajos no se inició hasta el 28 de junio de este año.

La Marea

Presión en campo del PSOE. Poco más tarde, el alcalde, Xulio Ferreiro, defendió que las cuentas fuesen continuistas: «Non imos andar con ocurrencias», y negó la baja ejecución del presupuesto acudiendo a las cifras generales -que incluyen el pago de nóminas y gasto corriente, aunque evitando entrar en los datos de inversión-. Sobre la postura del PSOE, el alcalde señaló que deben ser los socialistas quienes expliquen sus razones para no apoyar proyectos «que non poden esperar un ano». Mencionó, entre otros, la piscina del Castrillón, el riesgo de que se pierdan fondos europeos, la reforma de los cementerios, el carril bici, las mejoras previstas en la Grela, el Ofimático, las Conchiñas, o los nueve millones de euros en convenios con distintas entidades.

Recordó que la nueva corporación podría aprobar las cuentas a partir de mayo, pero señaló que entonces muchas iniciativas se tendrían que retrasar hasta octubre, y se preguntó por qué deberían esperar diez meses.

Finalmente, manifestó sus dudas sobre quién tomará la decisión en el PSOE, si será la candidata o la ejecutiva porque «non está moi claro nestes momentos».

El alcalde sabe que entre los socialistas hay numerosos partidarios de aprobar las cuentas por «responsabilidad» con la ciudad, y en las últimas semanas se han producido algunos contactos entre la Marea y militantes del PSOE para reforzar ese punto de vista.

La situación es similar a la de otros momentos del mandato cuando el gobierno local, lejos de tener que defender su proyecto presupuestario, pudo trasladar la presión al PSOE para que argumentase si respalda o no un documento que no se ha presentado de manera pública y desconocen 11 de los 27 ediles del pleno.

El PP

Contra el cheque en blanco. La portavoz de diez de ellos, los del PP, reclamó ayer a los socialistas que aclaren si van a reeditar «su bipartito con la Marea» a cuatro meses de las elecciones, y si van a volver a darle «un cheque en blanco» a la Marea, como calificaron que el PSOE aprobase casi sin condiciones los anteriores presupuestos. Por ese motivo, para los populares es contradictorio que la candidata del PSOE considere un defecto que las cuentas sean continuistas.

Gallego anunció que su partido presentará en el pleno del lunes una moción para que el gobierno local tramite una modificación de las cuentas actuales con el fin de garantizar que las entidades de la ciudad cobran los convenios municipales. Esas ayudas estarán paralizadas hasta que se apruebe un documento de ese tipo o salgan adelante unas nuevas cuentas, y son claves para el funcionamiento de clubes deportivos o instituciones como la Cocina Económica.

Tanto el BNG como el PSOE reclamaron en las últimas semanas que se tramite una modificación de ese tipo. La portavoz del PP recordó que sin esos fondos se pone en «riesgo» el funcionamiento de las entidades, y reprochó al gobierno local que, por su retraso al tramitar las cuentas, esa asociaciones aún no saben ni con cuánto dinero podrán contar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El PSOE amaga con rechazar las cuentas y Ferreiro le exige que explique sus motivos