Quejas en Icaria por la escasa iluminación en parques y calles

El Concello de Oleiros indica que son problemas «puntuales»


Oleiros / la voz

«Ahora los días son más largos, pero en invierno da miedo bajar por aquí al parque. Parece que te estás metiendo por la boca del lobo». Vecinos de la urbanización Icaria describen así la sensación que tienen en las calles y parques de la zona debido a la escasa iluminación y a la presencia de focos que no funcionan. «Este, por ejemplo, yo nunca lo vi encendido. Y si en algún momento lo estuvo, desde luego no se nota», comenta una vecina de la rúa Juno. Los afectados explican que, no obstante, «no hay queja» sobre el mantenimiento de las zonas verdes ya que están «en perfecto estado», es especial el parque Margarita Wonenburger, con más de 10.000 metros cuadrados de extensión. «Pero algunas farolas deberían cambiarlas porque ya están obsoletas. Incluso por una razón de eficiencia energética», comenta otro vecino de la zona. En concreto, se refieren a las que tienen una base roja y las tulipas redondas: «Es que iluminan hacia el cielo. Se pierde potencia y no son eficaces. Seguro que cuesta menos cambiarlas que seguir manteniéndolas», añadieron.

Explicaron también que en esta zona viven muchas familias y hay niños pequeños. «Hay vigilancia para las diferentes fases de la urbanización, de 8 de la tarde a 8 de la mañana. Pero el tema de las farolas permitiría transitar más tranquilos por las calles», indicaron.

Desde el Concello de Oleiros precisaron que las quejas por el alumbrado deficiente provienen de particulares y que son demandas «puntuales» ya que, en líneas generales, «no se han detectado problemas en esta zona relacionadas con la iluminación pública».

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Quejas en Icaria por la escasa iluminación en parques y calles