El intento de reprobación en Sada queda en acusación de trama urbanística

El PP cree que el gobierno «paga» así al PDSP y el ejecutivo defiende su gestión


Sada / La Voz

Sada acogió ayer el tercer pleno extraordinario del mandato a petición del PP (los anteriores fueron por el hotel y el PXOM) bajo el intento de una reprobación del alcalde, Benito Portela, por la reclamación patrimonial de 82.315 euros que ha pedido un vecino al Concello por denegar una licencia de construcción, pero finalmente los populares dieron marcha atrás y rechazaron entrar a afear al regidor. «No somos nosotros los que debemos reprobarlo, sino los vecinos, en su momento, o sus asamblearios cuando lo elijan», justificó el portavoz popular, Ernesto Anido, que fio su discurso a que el gobierno local montó una «trama urbanística» de recalificación de una finca, vinculada a familiares de miembros del PDSP, para pagar los votos favorables desde esta formación. Vinculó los informes negativos que impidieron finalmente construir, pese a que hubo un cambio en la calificación de la parcela, a que ellos «sobrevolaban» el expediente y aseguró que la alegación presentada por el vecino que denuncia se realizó con «datos falsos», que no se tuvieron en cuenta.

El regidor y la candidata del BNG, Isabel Reimúndez, coincidieron en cuestionar un pleno extraordinario por una reclamación de la que se desconoce aún cómo se resolverá. Portela también se mostró crítico con que «o PP veña a defender intereses particulares a este pleno», en alusión a un único vecino, y Reimúndez dijo que ese tema bien se podría tratar en un pleno ordinario y lo vinculó a un intento por «contrarrestar o paso dos xulgados de Anido, as loitas fraticidas co PDSP» y a una estrategia de desgaste a «tres meses das eleccións».

El edil de Urbanismo, Francisco Montouto, defendió que la parcela en cuestión no cumplía los requisitos para permitir una construcción, reconoció un error en la alineación y calificó de contradictoria que el denunciante solicite por vía judicial la licencia y, al mismo tiempo, presente una reclamación administrativa por la pérdida de valor de la parcela. Desde el PSOE, Raquel Bolaño se extendió más en los cambios que sufrió la finca, explicando que si bien se le denegó la opción de construir, sí se produjo un cambio y se incluyó en núcleo rural. Preguntó «quién dio orden al equipo redactor» para esa modificación y cree que el denunciante ganaría tanto si en una finca «para plantar patatas se le permite construir o se le indemniza, o por ambas». Admitió que el cambio pudo deberse a un error y pidió que se revisen todas las alegaciones desestimadas al PXOM, una cuestión que Montouto rechazó porque el Concello no está facultado para hacerlo de oficio. Desde el PDSP, Emilio Gómez, le recordó a Anido que él sí fue reprobado en el pleno por «80 pelotazos que meteu» en el PXOM, en referencia a alegaciones aceptadas. Al pleno no asistió Rodríguez Ares, al que se le vincula con el expediente.

La sesión también dio para que Anido dijese que fue uno de los perjudicados por la «cuchilla» del PXOM, dejando un proyecto para construir 27 viviendas en una «finca para nabos», en la que hay más vecinos perjudicados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El intento de reprobación en Sada queda en acusación de trama urbanística