Cuando la familia es el equipo

Los estadounidenses del Leyma, incapaces de poder viajar a su país debido a la actividad de la LEB Oro, pasaron juntos las Navidades y hoy afrontan el duelo del viernes ante el Araberri en Riazor


La Voz

El calendario competitivo en deporte profesional no siempre respeta las fechas más señaladas del año y esta temporada la LEB Oro no ha parado durante las fiestas. Los partidos que tuvo que afrontar el Leyma Coruña el 28 de diciembre y el 6 de enero han provocado que los jugadores americanos, cuyas familias permanecen al otro lado del Atlántico, no hayan podido viajar a sus casas en Navidad para reunirse con ellas. Es el caso de Zach Monaghan, Quinton Stephens y Tyler Sabin, los tres estadounidenses que esta temporada forman parte del equipo naranja.

Para el primero de ellos, es su cuarta temporada en el club coruñés y ya considera A Coruña como su segunda casa. En el año 2017 fichó por el Limburg United de Bélgica, pero no tardó en regresar ya que en noviembre del mismo año ya volvía a jugar en el Palacio de los Deportes de Riazor. Relata que es una ciudad muy especial para él, incluso lleva tatuada la Torre de Hércules en su hombro derecho, y destaca que hay buenos sitios para comer y muchas cosas que hacer: «Es una ciudad pequeña, pero que lo tiene todo».

Stephens y Sabin llegaron esta temporada, todavía no hablan español y están adaptándose a la ciudad. «La vida aquí es muy fácil, los compañeros y el cuerpo técnico nos ayudan mucho con el idioma» afirma Stephens.

Las nuevas tecnologías facilitan el contacto de estos tres jugadores con sus familias, y de esta manera pudieron estar más cerca de ellos durante las pasadas Navidades. Monaghan cuenta que suele hacer videollamadas con los suyos: «Ahora es mucho más fácil». Stephens tuvo más suerte y recibió la visita de unos amigos durante las fiestas. «Además participamos en una campaña de recogida de juguetes para la ONG Equus Zebra y el Hospital Materno Teresa Herrera. Fue una experiencia muy bonita» añade.

Sabin relata que el equipo está «muy unido», como una familia y que suelen hacer cenas y disfrutar del tiempo libre juntos.

En las jornadas en las que no tienen doble sesión de entrenamiento, suelen hacer planes por la ciudad, lo que incluye conocer la actividad de otros deportes de élite. «Este año ha sido la primera vez que he ido a un estadio a ver un partido de fútbol y Riazor me ha encantado» añade Sabin.

Además, de vez en cuando, siguen al Liceo, que también se entrena en el Palacio de los Deportes de Riazor en horario similar. «Tenemos buena relación con los jugadores, son un equipo muy bueno en España y los seguimos» comenta Monaghan.

Tras pasar las fiestas navideñas juntos, los norteamericanos afrontarán con el Leyma el partido de hoy ante el Araberri en Riazor (21.00 horas) para el que el entrenador Aranzana no podrá contar con Abia (le quedan tres semanas de baja) y Miso es duda.

Sobre el enfrentamiento los tres coinciden entre risas que esperan ganar «aunque todos los equipos son muy competitivos y cualquiera puede llevarse la victoria», añade Sabin.

Oferplán, a 6,95 euros

Oferplán La Voz de Galicia ofrece abonos para este partido al precio de 6,95 euros. Los interesados pueden acceder a la página web, imprimir el cupón y presentarlo en las taquillas de Riazor de 20.30 a 21.00 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cuando la familia es el equipo