Tragedia en el fútbol argentino: un portero muere tras parar un penalti

El joven, de 17 años, falleció antes de llegar la hospital tras sufrir un paro cardiorrespiratorio


El fútbol argentino está de luto. Ramón Ismael «Piki» Coronel, portero del Unión de Golondrina, de la provincia de Santa Fe, falleció después de contener un penalti con el pecho. El guardameta, de 17 años, salió a festejar después de parar el disparo y se desvaneció repentinamente. El hecho sucedió el martes por la noche, en la pequeña localidad de Paraje San Manuel. El partido, en el que murió el joven deportista, formaba parte de los festejos patronales de la Virgen de Itatí y se definió por penales tras terminar igualado.

Según medios argentinos, testigos declararon que en el lugar del triste acontecimiento no había ambulancia, motivo por el que Coronel fue trasladado a un hospital de la ciudad de Reconquista en un vehículo particular. No obstante, el portero llegó sin vida al centro de salud y, tras no poder reanimarlo, los médicos indicaron que el argentino perdió la vida a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tragedia en el fútbol argentino: un portero muere tras parar un penalti