Castigo al miedoso Cholo


Redacción

Siempre hay una excusa. Una manera de justificarse. El presupuesto, el árbitro, las bajas, el cambio de ciclo... Y siempre habrá quien compre los argumentos de un entrenador, el mejor pagado del mundo, al que le sigue temblando el pulso cuando llega la hora de la verdad. Es indudable que con él el Atlético recuperó su grandeza tras su llegada en el 2011, convirtiendo una alma en pena en un espíritu competitivo. Pero es necesario ser exigentes con un conjunto que supera los 500 millones de presupuesto. Hay que pedir más. Espectacular contra el Liverpool, pinchó en hueso contra el Leipzig, un novato sin experiencia traicionado por su estrella (el ausente Werner). El Cholo falló en el planteamiento por miedoso. Salió de inicio con un centro del campo formado por Herrera, Saúl, Llorente y Koke, con Carrasco como único elemento desestabilizador, Todo músculo y contención, pese a ser superior. Dejó en el banquillo a Joao Félix, el jugador con más talento del equipo con diferencia (también pagó por él lo suyo, 126 millones) y prefirió a un delantero que se pega (literal) a otro que genera (Costa en vez de Morata). No asumió su rol de favorito y lo pagó Fue el luso quien demostró este error con su chispeante salida. Pero ya era tarde. El Leipzig se había creído que podía y pudo, con un Angeliño estelar, que pide a gritos plaza en la selección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Castigo al miedoso Cholo