Vilatuxe lo consiguió y, por ahora, Abanca paraliza el cierre previsto

El presidente de la asociación de vecinal expresaba su «alegría contenida»


Lalín / la voz

Vilatuxe lo consiguió y Abanca, de momento, paraliza su decisión de cerrar la sucursal bancaria de la parroquia lalinense. Ayer representantes de Vilatuxe mantuvieron un encuentro con la delegada territorial de Abanca y dentro de diez días tendrán otra reunión. A la de ayer asistió el presidente de la asociación de vecinos, Gerardo López, acompañado de dos empresarios de la parroquia y el alcalde pedáneo.

Fueron, apuntaba López, dos horas, de las que el presidente de la agrupación de los vecinos salía, como él mismo apuntaba «con alegría contida» y esperando que esa decisión de paralizar el cierre se mantenga en el tiempo.

López expresó su agradecimiento al alcalde, Rafael Cuíña, que «nos allanou o camiño» con la reunión que tuvo antes con la delegada territorial. A esta le agradece también muy especialmente su receptividad y su atención.

De momento la oficina se mantendrá abierta en el horario normal, que es lo que pedían los vecinos. En la reunión, los representantes de la parroquia presentaron a la delegada territorial de Abanca una larga lista de colectivos de los que tienen el apoyo. 85 cuanto entraron a la reunión y, algunos más cuyas adhesiones recibieron desde ese momento. Una larga relación de la que forman parte todos los concellos de la zona que se mostraron dispuestos a presentar mociones al respecto, formaciones políticas de toda la comarca, cooperativas agrarias y un sinfín de colectivos sociales, vecinales, empresariales, deportivos, culturales, educativos y de todo tipo de toda la comarca. Un gran peso con el que Vilatuxe demostró el peso social de su reivindicación.

Gerardo López agradeció ayer a todos los colectivos que los apoyan su implicación en esta demanda. Además de poner sobre la mesa el respaldo social de la comarca, Vilatuxe tiró también de hemeroteca presentando una serie de recortes publicados en su día en los que se recogían el apoyo manifestado por Abanca al rural, el acercamiento y la defensa de un servicio de proximidad a los clientes.

«Cuestións e principios _alegaba Gerardo López_ cos que estamos totalmente dacordo»- En el encuentro expusieron también el potencial que consideran tiene la zona.

López apunta que la tendencia de las entidades bancarias es ir centralizando, hacer las oficinas más grandes, realizar cada vez más gestiones por vía telemática, pero defiende que también hay una parte tan importante como la económica, que es la parte social y la atención al cliente, que debería ser siendo la principal premisa para cualquier empresa.

Resalta que «o beneficio social tamén repercute no económico». La sucursal bancaria lleva abierta en Vilatuxe más de cuarenta años y creen que puede seguir siendo rentable. Para ello presentaron una serie de propuestas a la entidad bancaria.

Votación
0 votos
Comentarios

Vilatuxe lo consiguió y, por ahora, Abanca paraliza el cierre previsto