Una corona funeraria por los árboles talados en la alameda

Tras la polémica jubilación del empedrado de la plaza, los estradenses lloran por los árboles


El proyecto de ampliación y reforma de la alameda estradense está generando mucho debate. Primero fue el picado del empedrado. Cogió por sorpresa a muchos vecinos que no acaban de entender qué razones puede haber para sustituir este material por hormigón pulido.

Y ahora son los árboles. En el frente de los jardines municipales hacia la avenida Benito Vigo, al borde de la verja que cierra el paso a las obras, alguien se molestó en colocar ayer una corona de flores flanqueada por dos cirios. El arreglo funerario lleva una cinta que no deja lugar a dudas. «Estas árbores querían vivir», se lee. La corona esta, además, justo frente a los restos de los troncos de los árboles sacrificados.

En la vieja alameda había en origen 59 árboles. El Concello ha encargado un informe técnico sobre la pertinencia o no de conservar cada uno de ellos. Conforme a él se ha decidido prescindir de algunos plataneros, ya que ni se consideraron de gran valor ni se recomendaba su trasplante. También se prescindió del abeto gigante que se encontraba en la zona al entenderse que por su gran envergadura y por su estado representaba un peligro potencial. No obstante, desde el Concello recordaban esta semana que en la nueva alameda se plantarán nuevos ejemplares arbóreos y que el nuevo espacio acabará sumando 107 árboles, casi el doble de los que había hasta el momento.

Por otra parte, el picado de la piedra de la Praza do Concello y todo el proyecto en sí de los nuevos jardines siguen dando que hablar. Ayer fue el BNG el que saltó a la palestra, considerando que «a ampliación da alameda é unha desfeita e un despilfarro de cartos públicos».

Los nacionalistas, que ya habían mostrado su rechazo al proyecto desde el principio, consideran intolerable «que se gasten os cartos públicos levantando as lousas de pedra da praza do concello para poñer cemento no sitio». «Unha praza que non hai moitos meses sufriu unha modificación para retirar a xardineira do centro e que hai non moitos anos se rehabilitou por completo, desprezando o diñeiro investido nela e os traballos das escolas-obradoiro que a fixeron», dicen los nacionalistas. «Agora seica se lle quere dar unha imaxe vangardista que parece esteticamente incompatible co estilo da edificación municipal», añaden.

Los nacionalistas destacan la indignación vecinal por esta cuestión y califican de «atentado ecolóxico» la tala selectiva de árboles, asegurando que «tira por terra a sustentabilidade do proxecto da Edusi». «O proxecto do PP derrubou árbores centenarias que curiosamente si figuran na infografía da que tanto lle gusta presumir ao alcalde», dice el BNG.

El alcalde estradense, José López, en vista de la polémica suscitada ha recurrido a las redes sociales para explicar en detalle el proyecto y sus motivaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una corona funeraria por los árboles talados en la alameda