Paralizan la actividad a una firma de Botos por atascar la EDAR

El técnico de Medio Ambiente de Lalín había advertido ya de que los vertidos superaban el nitrógeno total, y contenían tripas y restos sólidos en suspensión


Lalín / la voz

El gobierno local de Lalín ordenó la suspensión inmediata de la actividad a una industria de procesado de tripas ubicada en el polígono industrial de Botos. La empresa tenía en trámite una comunicación previa de actividades, pero cuando el Concello le requirió documentación como la autorización de vertido no la aportó, por lo que la esa comunicación previa no tiene eficacia y el ejercicio de la actividad no cuenta con título habilitante.

Por otra parte, con fecha de 9 de enero el técnico municipal de Medio Ambiente informó de que la firma vierte las aguas residuales al colector general de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar) de Botos. Pero el análisis de sus aguas residuales muestra que «superan os límites fixados na ordenanza para o nitróxeno total». Además, en el parámetro de sólidos en suspensión aunque en el análisis presentado cumple la ordenanza, existe un escrito de la concesionaria del agua Espina y Delfín fechado el pasado 12 de diciembre, en el que informa de que incumple, presentando «tripas e restos sólidos no filtro rascador da Edar», advirtiendo el técnico municipal que si la empresa no corrige ese tipo de vertidos incumple con la ordenanza reguladora, por lo que su informe es desfavorable.

La situación no varió más de un mes después, a tenor de lo recogido por el jefe del servicio munnicipal de aguas el 23 de enero: «Á Edar de Botos entre os días 18/01/2019 e 22/01/2019 seguiron chegando restos de grasa e tripas». Además de figurar como prohibidos en la ordenanza de Lalín, explica que «estes residuos viscosos producen atascos que poden causar danos na instalación prexudicando o funcionamento da planta».

A la vista de la contundencia de esos informes, el gobierno acordó por unanimidad ordenar la suspensión inmediata de la actividad, un acuerdo ejecutivo cuyo incumplimiento podría ser puesto en conocimiento de la fiscalía; se incoa expediente de reposición de la legalidad respecto a la actividad; y se concede a los interesados un plazo de 15 días hábiles para examinar el expediente y presentar alegaciones, facultando a la Policía Local para precintar la industria si no paralizase la actividad de inmediato.

Negociación con titulares de las parcelas donde se asienta el local social de Filgueira

La concejalía de Urbanismo trabaja para solucionar el problema de los titulares de las parcelas donde se asienta el local social de Filgueira. El ejecutivo del PP había negociado hacerse con anticipadamente al desarrollo de la cuarta fase de Lalín 2000 con los 441 metros cuadrados precisos, a cambio de otorgarles a los dueños aprovechamiento urbanístico en la cuarta fase. Pero al no desarrollarse esta tras varios años, los dueños plantean la posibilidad de que se efectúe el pago de los terrenos, como recoge el propio convenio. El Concello debe realizar para ello una valoración, y plantear una oferta a los titulares, que además se ven gravados por el IBI de ese suelo porque no llegó a registrarse a nombre del ayuntamiento.

El Concello amenaza de nuevo con multas al banco malo, ahora por un edificio del SUE-4

El concejal de Urbanismo de Lalín, Nicolás González Casares, informó de que el gobierno local acaba de aprobar una nueva orden de ejecución que ordena a la Sareb ?conocida como banco malo? la ejecución de los trabajos necesarios para dotar a un edificio inacabado de su propiedad, sito en la calle Álvaro Cunqueiro del SUE-4, de las condiciones de seguridad y ornato de las que carece. El edil explica que la inspección municipal de obras dio parte de que el inmueble está sin rematar a consecuencia de las crisis inmobiliaria y en la actualidad no reúne las condiciones legales, y se detecta además que están entrando personas al interior tras tirar una puerta metálica. «Esta situación agrávase polo perigo existente para os viandantes debido ao mal estado da obra», indican desde el Concello.

La situación se notificó a la entidad el pasado noviembre, pero transcurrido el plazo considerado suficiente sin que se realizase ninguna de las actuaciones urgentes solicitadas, se dio inicio al procedimiento administrativo de orden de ejecución para que se lleven a cabo, a costa de los propietarios, los trabajos necesarios para dotar a la edificación de las condiciones de seguridad y ornato precisas. Una vez aprobada la resolución, los propietarios tienen un mes de plazo para realizar los trabajos necesarios para cumplir los requisitos legales en el edificio. En caso de incumplir la orden de ejecución, el Concello acometerá la ejecución forzosa mediante imposición de multas de 1.000 a 10.000 euros, reiterables trimestralmente.

Casares indicó que la existencia de edificios sin rematar en Lalín es significativa debido «aos fortes efectos da burbulla inmobiliaria neste concello, o que provocou que moitos inmobles languidezan dende o comezo da crise». Añade que por falta de mantenimiento están en continuo deterioro, y pasan a ser un riesgo por habituales desprendimientos de materiales, además del feísmo por las fachadas inacabadas. De ahí el esfuerzo municipal por que cumplan la legislación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paralizan la actividad a una firma de Botos por atascar la EDAR