Las vías locales perdieron un 21 % de sus usuarios por la pandemia

La carretera autonómica con más tráfico es la de Pontevea y la de menos la de Aciveiro


a estrada, lalín / la voz

Las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia tuvieron en el 2020 repercusión directa en el volumen de tráfico registrado en las carreteras de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, que vieron reducida su intensidad media diaria en un 21,6%. Según la Memoria de Tráfico de la Red Autonómica de Carreteras de Galicia, los viales de titularidad autonómica que atraviesan la zona registraron conjuntamente una media de 21.049 vehículos diarios. Son 5.813 menos que en el año 2019, cuando la intensidad media diaria de las mismas vías ascendía a 26.862.

Por viales, de todos los locales en los que existen estaciones de aforo que controlan el número de vehículos en tránsito, el más utilizado sigue siendo, como en los últimos años, el que comunica A Estrada y Pontevea.

2.000 coches menos en la PO-841

La PO-841 registró en el 2020 una media de 7.870 vehículos diarios. Fueron 2.052 menos que en el año anterior. Por meses, la mayor intensidad se registró en el de enero, con una media de 9.998 vehículos diarios frente a los 3.193 de abril, cuando se acusaron los efectos del confinamiento.

El vial cuenta con más tráfico los días laborables. En ellos la media diaria fue de 9.056 vehículos, mientras que los festivos se quedó en 4.751. Los viernes la media de usuarios sube a 9.690 y los domingos llega a sus cota mínima, con solo 4.755. De todos los vehículos en tránsito en esta carretera el 12,7% son pesados

En el extremo opuesto se sitúa la PO-534 a su paso por Aciveiro (Forcarei), la menos concurrida de las autonómicas que vertebran la comarca. Por esta carretera transitaron el año pasado una media de 826 vehículos al día (1.024 en el 2019). El vial autonómico mejora sus cifras en Folgoso (Cerdedo), donde la IMD (Intensidad Media Diaria) sube a 1.266 vehículos, bastante por debajo de los 1.600 del 2019. En esta vía el porcentaje de vehículos pesados es del 14,1 %.

No obstante, ambas estaciones de aforo registran cifras muy por debajo de la más próxima al polígono de Botos. En este tramo, la PO-534 tuvo en el 2020 una intensidad media diaria de 3.154 vehículos. En el 2019 había sido de 4.290. El mayor volumen de tráfico corresponde al mes de febrero, con 4.503 vehículos diarios. Mientras, en marzo la cifra cayó a 2.837 y en abril se desplomó a 1.391, para volver a recuperarse progresivamente en los meses sucesivos. Igual que sucede en Pontevea, también en este caso el volumen de tráfico repunta en los días laborables. En ellos la media de usuarios diarios es de 3.666, mientras que en las jornadas festivas cae hasta los 1.824. Por días de la semana, los viernes son los de mayor ocupación del vial. Esos días, la intensidad media diaria alcanza los 3.858 vehículos. En domingo, baja a 1.857.

La tercera estación de recuento de vehículos de la zona con más actividad es la de la carretera PO-533 Lalín-Rodeiro, donde se han contabilizado 2.839 vehículos diarios en el 2020. En el 2019 eran 3.839, justo un centenar más que en el año de la pandemia.

Récord en vehículos pesados

Entretanto, en la carretera PO-840 a su paso por Agolada la IMD fue de 2.754 vehículos diarios el año pasado, casi medio millar menos que en el 2019. Este vial soporta además el mayor porcentaje de vehículos pesados de todos los de la zona. De los 2.754 vehículos diarios un total de 422 son pesados, lo que representa un 15,3 %.

Por último, la carretera PO-205, que une Silleda con Vila de Cruces, tuvo el año pasado una media de 2.340 vehículos diarios, 597 menos que el año anterior.

La autovía AG-59 registró 10.762 usuarios diarios en Os Tilos y 7.953 en Os Verxeles

La pandemia y las restricciones a la movilidad también hicieron caer en el 2020 las cifras de usuarios de la autovía Santiago-A Estrada, que hasta entonces no había hecho más que ir en aumento. La AG-59 -que une Santiago con A Ramallosa y que en el futuro llegará a A Estrada- registró el año pasado una intensidad media diaria de 10.762 vehículos en su inicio en Os Tilos. Las cifras bajan a 7.953 usuarios al día a la altura de Os Verxeles.

En el tramo de Os Tilos la ocupación media diaria fue creciendo progresivamente en los últimos años. Pasó de los 11.692 usuarios del 2016 a los 11.984 del 2017, los 12.265 del 2018 y los 13.298 del 2019. En el último año la pandemia provocó una caída de unos 2.536 usuarios diarios.

En el caso de Os Verxeles, se pasó de los 8.841 usuarios al día del 2016 a los 9.014 del 2017, los 9.491 del 2018 y los 9.839 del 2019. En el 2020 se perdieron 1.886 vehículos diarios a causa de las restricciones de movilidad.

Desplome en abril

Como en muchas otras carreteras, las cifras de ocupación más altas del año pasado se corresponden con el mes de febrero y las más bajas con el de abril, en pleno confinamiento. En febrero, por la autovía Santiago-A Estrada a la altura de Os Tilos pasaron 13.530 vehículos diarios y a la altura de Os Verxeles fueron 9.783. En abril, las cifras cayeron a 3.988 y 3.083 usuarios al día, respectivamente.

El viernes es en ambos casos el día de más uso de la autovía, con 13.468 usuarios diarios en Os Tilos y 10.038 en Os Verxeles. El domingo es el día de menos actividad, con 5.729 y 4.238 vehículos diarios, respectivamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las vías locales perdieron un 21 % de sus usuarios por la pandemia