El PP aprueba un presupuesto que la oposición ve paralizante para A Estrada

PSOE, Móvete y BNG critican el retraso en la cuenta y la falta de iniciativa del gobierno


a estrada / la voz

El PP aprobó ayer en solitario el presupuesto municipal para este año, que asciende a 12.755.000 euros y que la oposición considera inútil para reactivar la economía local y fijar población.

El edil de Facenda, Alberto Blanco, defendió las cuentas destacando su carácter social -con más de 600.000 euros de incremento en este tipo de gasto desde el 2011-, el bajo nivel de endeudamiento -un 31 % frente al 75 % máximo que permite la ley-, la congelación de tasas e impuestos o la apuesta por el empleo.

Ni PSOE, ni Móvete ni BNG compartieron su eufórico análisis de las cuentas. Los tres grupos de la oposición municipal empezaron su discurso criticando la extemporaneidad de un presupuesto que debería estar aprobado hace casi cuatro meses. «É curioso que un goberno con maioría absoluta veña aprobar o presuposto a estas alturas», comentó el edil nacionalista Xosé Magariños.

Los socialistas lamentaron que los 12.755.000 euros previstos en recaudación -la más alta de los últimos años- no se aprovechen para activar medidas «que permitan sacar á Estrada da situación de parálise actual». «Nin fomentan a actividade industrial nin o asentamento de poboación pese a que se está a perder sangrantemente», dijo la portavoz socialista, Belén Louzao. El PSOE criticó la falta de contención del gasto y habló de un «presuposto do engano» por las partidas extrapresupuestarias que no pasarán la fiscalización del pleno y que Louzao augura que se emplearán «para carrexar camións de chapapote en víspera electoral».

Por su parte, Móvete considera triste el «desprezo absoluto» del gobierno a las propuestas de la oposición para los presupuestos. La edil Mar Blanco critica que se incremente el gasto en partidas poco concretas «que facilitan o despilfarro» y echa en falta medidas para frenar la despoblación rural, mejorar la eficiencia energética, apoyar políticas sociales o conseguir más transparencia.

Desde el BNG, Xosé Magariños considera que el gobierno no está actuando de «motor» como debiera y lo acusa de estar «a velas vir» y de hacer «política de beneficencia» desarrollando proyectos de otras administraciones sin aportar nada nuevo. Ironizando con la partida de 10.000 euros concedida a la Cofradía de la Santa Cruz, Magariños interpreta que «debe ser que o goberno se encomenda ós santos para solucionar os problemas económicos do Concello».

Votación
0 votos
Comentarios

El PP aprueba un presupuesto que la oposición ve paralizante para A Estrada