«A vacina é unha tranquilidade para quen a pon e para os que o rodean»

A Estrada vacunó ayer a 120 personas mayores de 80 años y Silleda a 110


a estrada / la voz

«A vacina é unha tranquilidade para todos: para quen a pon e para os que o rodean», señalaba Norma mientras esperaba al sol en el exterior del centro de salud de A Estrada junto a su madre los 15 minutos recomendados por si la vacuna contra el coronavirus le daba reacción. No fue el caso, y Placentina Iglesias (81 años) fue una de las 120 personas mayores de 80 años que recibió la primera dosis ayer. Su mayor pega es que la vacuna no la libre de la mascarilla «porque a min mátame». Porque el pinchazo «non o sentín para nada. Teño máis medo agora, por se me ten efectos secundarios», aunque los que le indicaron no son grandes: «Pode dar algo de molestia no brazo e pouco máis, dixeron». Recibió la citación el pasado jueves y acudió a la cita sin dudar. Y es que una vez complete la inoculación, la vacuna le dará esa tranquilidad que ahora le falta a su hija Norma y a sus dos nietos para ver a esta mujer de Campo Lameiro que vive en A Estrada desde hace tres años.

También Amparo Marque, de O Sol (Rubín), acudió al centro de salud de A Estrada acompañada por su marido. Él, Raúl Villamor, está pendiente de ser citado. Aunque la prevención es común: «Eu non traía medo para vacunarme, téñolle medo ao quen veña atrás, a que me faga unha mala reacción», explica Amparo. Pero tiene claro que no es comparable esa posible reacción con la ventaja de blindarse frente al covid-19.

Eva Domínguez y Diego Mosteiro forman el equipo 3 del área sanitaria de Santiago, que con colaboración del personal del centro de salud de A Estrada realizaron una vacunación que hoy sigue: «A maioría pon a vacina con moita seguridade e moita confianza. Están moi contentos e entusiasmados», señalaba Diego. Fue una vacunación fluida, con muy alta participación y personas «de 80 anos a 90 e pico largos».

En Silleda fueron 110 personas mayores de 80 años de este municipio y del de Vila de Cruces las que se vacunaron ayer. No faltó ninguna de las convocadas. La mayoría de los mayores acudieron acompañados y en la cola se produjo alguna pequeña discusión cuando alguno o alguna intentaba colarse delante de otro. La jornada de sol permitió que la espera se llevara bien.

También hubo vacunación en Cerdedo. Hoy proseguirán en A Estrada y Silleda y en Lalín tendrán lugar el miércoles. Este fin de semana en el CHUS se vacunaron más de 2.500 personas de diferentes colectivos del área.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«A vacina é unha tranquilidade para quen a pon e para os que o rodean»