El accidente mortal de Baloira reabre el debate sobre la peligrosidad del cruce

Rocío García Martínez
rocío garcía A ESTRADA / LA VOZ

A ESTRADA

Miguel souto

Los vecinos dicen que el giro no es seguro y piden que se tomen medidas

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Independientemente de las circunstancias particulares que pudieron haber desencadenado el brutal accidente de Baloira en el que perdió la vida un joven de 19 años, lo que tienen claro los vecinos de la zona es que el cruce en la carretera A Estrada-Pontevea (PO-841) para desviarse hacia Pontecesures no es nada seguro. Los detalles del siniestro registrado en la zona la madrugada del lunes le corresponde investigarlos a la Guardia Civil de Tráfico, pero los usuarios del vial consideran que, sea como fuere, no está de más subrayar la peligrosidad del cruce.

Lo cuenta Ángel Iglesias, de la asociación de vecinos de San Xurxo de Vea, quien considera que todas las medidas que se han ido sucediendo para atajar el problema han conseguido reducir la siniestralidad pero no erradicar la peligrosidad del giro.

Iglesias recuerda que, cuando se hizo la carretera nueva, de entrada estaba permitido el giro directo hacia la izquierda para enfilar el vial de acceso a San Xurxo y a la zona de Valga y Pontecesures. «Houbo varios accidentes. Tiveron que repoñer o gardarraíl catro ou cinco veces polo menos. Despois reforzaron o gardarraíl, metéronlle uns mazacotes de formigón para enterrar os postes e prohibiron o xiro á esquerda», comenta. Fue entonces cuando se habilitó el tramo de carretera antigua como cambio de sentido para desviarse hacia la izquierda. Después vivieron la línea continua bajo el puente y finalmente la limitación de la velocidad a sesenta kilómetros por hora en el tramo. Pese a todo, el cruce sigue siendo peligroso. «Nesa baixada moitos pasan a máis de sesenta e ademais para facer o xiro tes que atravesar o carril de baixada e os dous de subida. Se vén algún mangado...», reflexiona Ángel Iglesias.