El Concello de Lalín liquidó el 2016 con 3 millones de remanentes

Varela destaca en el cierre presupuestario un superávit de 2,95 millones de euros


lalín / la voz

La concejala de Hacienda de Lalín, Teresa Varela, dio a conocer las grandes cifras de la liquidación del presupuesto municipal 2016, destacando los resultados «altamente positivos» que recoge el informe de Intervención, «e que demostran a impecable xestión económica que está a realizar o goberno municipal dende a súa toma de posesión e tamén do departamento de Intervención». Señaló así que la liquidación recoge un remanente de 3.006.566 euros, y un superávit de 2,95 millones, con un saldo positivo superior a los 2 millones de euros por la diferencia entre gastos e ingresos.

La edila indicó que son números que permiten, entre otras cuestiones, que se cumpla el objetivo de estabilidad presupuestaria, el objetivo de la regla de gasto y el del límite de deuda, tal y como está previsto en el plan económico-financiero aprobado por el pleno de la corporación el 21 de julio del 2016: «As cifras son incontestables e corroboran que estamos a facer os deberes e que temos por fin un Concello saneado», valoró Teresa Varela.

Gestión de referencia

El alcalde, Rafael Cuíña, incidió en la idea de que la liquidación del presupuesto municipal 2016 sitúa al ejecutivo de la capital dezana como «unha referencia absoluta na xestión dos cartos públicos». Porque añadió que otro dato destacado que «confirma que o Concello de Lalín é cada día máis dos cidadáns e menos dos bancos é que na actualidade a cantidade en caixa ascende a 5.555.005 euros. Por contra, o que se debe sitúase en 3.300.614,62 euros, unha cifra que, segundo as previsións, estará a final de ano nos 2.726.755,61 euros». No obstante, Cuíña subraya que esa cantidad podrá rebajarse aún más gracias al superávit que ahora se confirma del ejercicio pasado.

Recuerda que al inicio de mandato el Concello de Lalín partía con una deuda de 5,4 millones de euros, y con una cantidad en caja de unos 4 millones, «o que dá mostra máis que sobrada da máis que favorable evolución económica municipal en menos de dous anos», concluyó Cuíña.

El alcalde, sobre las pistas sin adjudicar desde septiembre: «Estou desesperado»

En medio de las cifras de cierre del presupuesto 2016, el alcalde desveló un «encontronazo moi duro» con Intervención, por las pistas que debieran ejecutarse con unos 450.000 euros de remanentes del 2015. Lo dijo en Radio Lalín, señalando un desacuerdo de contenido, no en las formas, por el hecho de que las pistas aprobadas el 8 de septiembre del pasado año sigan todavía pendientes de adjudicación. Cuíña Aparicio no entiende las sucesivas negativas de Intervención a la contratación: «O ano pasado dicía que non ía dar tempo a certificalas, que ían ter un problema e non se podía facer. Este ano, que ata pechar a liquidación non se podían executar eses cartos. Agora que está executada a liquidación, dinnos que como non hai orzamentos do Estado non se pode executar de momento porque é un investimento financieramente sostible. Estou desesperado con esta cuestión», confesaba el alcalde, señalando que es «absolutamente desesperante» esta paralización mientras los vecinos reclaman obras aprobadas hace más de medio año.

El regidor indicó que no cuestiona el trabajo de Intervención «pero digo que a lexislación non ten ningún tipo de sentido. Está aprobado o 8 de setembro e aínda non se puideron executar».

Pagará una fiesta popular

Rafael Cuíña aseguró que es la cuestión que más le desesperó desde que es alcalde, con todos los sobres abiertos ya para la adjudicación, al punto de ironizar que cuando se inicien pagará una fiesta popular de su bolsillo. Al parecer, al día siguiente de aprobarse los PGE, podrá decretar ya el inicio de las obras.

Las limitaciones del Gobierno central impiden destinar los fondos a inversiones

Rafael Cuíña lamentó que, pese a cumplir los objetivos en materia económica, «as limitacións legais impostas polo Goberno central nos impidan destinar eses cartos a investimentos para darlle solucións aos problemas» de los vecinos de Lalín, que sería lo que gustaría al ejecutivo local y para lo que trabajan todos los días, añadió. El alcalde recordó en esa línea que el pleno de la corporación municipal aprobó el pasado mes de diciembre una moción en la que se instaba al Gobierno estatal a permitir que las entidades locales pudiesen reinvertir su superávit en 2017, sin que el importe destinado a inversión financieramente sostenible afectase a la estabilidad presupuestaria. También solicitaban revisar la inversiones incluidas en esta categoría.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello de Lalín liquidó el 2016 con 3 millones de remanentes