Dos cocteleros abren el Asubío en Lalín en tiempos del covid-19

Javier González Luaces y Francisco García Chisco regentan este nuevo negocio en la Praza da Igrexa


lalín / la voz

Javier González Luaces (Lalín) y Francisco García Chisco (Camanzo-Vila de Cruces) estudiaron juntos y coincidieron en numerosos concursos de coctelería donde ambos tienen cosechado grandes éxitos. De esa amistad y de la pasión por la hostelería nació un proyecto en común. Asubío, que ocupa el lugar del antiguo Garota de Río ubicado en pleno corazón de Lalín, en la Praza da Igrexa, abre sus puertas totalmente renovado mañana, día 1.

La inauguración tendrá lugar a las 20.00 horas con música fuera y unos pinchos. Los que se pasen por el local recibirán una tarjeta que vale por un asubío, o lo que es lo mismo una invitación para una consumición.

Luaces explica que «a reforma empezou un día antes de que se decretase o estado de alarma». Fue, apuntan ambos, una sorpresa total y pensaron que menudo momento habían escogido parea iniciar un negocio. Lejos de echarlos para atrás «motivounos». La reforma fue más despacio de lo previsto por las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria.

Las obras explican «foron máis pouco a pouco e tamén nos valeu para darlle más voltas ó local e mirar máis o detalles». La idea era, apuntan, convertir el espacio en «un local agradable e o que queremos e que tanto nos como os que veñan a tomar algo se síntan coma na súa casa». El proyecto, indican, «foi xurdindo pouco a pouco» y no tenían mirado locales. El Garota se había quedado vacío «e xurdiu a oportunidade». «Collímolo pensando en que o íamos reformar porque precisábamos velo doutra maneira». Ayer ultimaban los detalles de cara a la apertura. Ambos tienen una larga experiencia profesional en la hostelería pese a su juventud. Luaces tiene 25 años y García 26.

El Asubío será bar de día y un tranquilo y agradable pub de noche. En su oferta estarán los cafés, unos pinchos diferentes y con los que esperan distinguirse de la competencia, batidos y granizados por la tarde y dadas las grandes habilidades de estos dos cocteleros no podían falta los cócteles y los combinados.

La idea es también contar algún viernes con alguna actuación musical que anime el verano en la Praza.

A su favor tienen su profesionalidade, su ilusión y sus ganas de ganas de trabajar. Chisco lo hacía antes en Santiago y Luaces en el JJ de Lalín con lo que conoce bien el sector en la villa.

La reforma, que transformó el espacio en un lugar luminoso y lleno de detalles bonitos, contará en sus paredes con alguna obra de Armindo Salgueiro y fue llevada a cabo por empresas y profesionales lalinenses.

El nombre Asubío, explican, fue sugerido por Celso Fernández Sanmartín que les contó que cuando las cosas van bien, cuando alguien está contento «a xente asubía» y además «dende aquí escoitase o asubío dos paxaros das árbores da praza». Una palabra que resume el espíritu del bar y esa alegría de vivir que intentan transmitir tanto con la decoración como con la oferta. Ambos están ilusionados con este nuevo proyecto en común y con un bar propio en el que desplegar sus conocimientos y su forma de ver y trabajar la hostelería.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Dos cocteleros abren el Asubío en Lalín en tiempos del covid-19