El Concello aún no halló encaje legal para que los silledenses no paguen en Carboeiro

Los servicios técnicos siguen buscando una salida a la propuesta del gobierno


lalín / la voz

Un organismo público no puede hacer discriminación entre ciudadanos. Silleda quiere primar a los vecinos no cobrándoles por el acceso a Carboeiro pero legalmente eso no es posible. Cuando a final de año y luego en sesión plenaria el gobierno de Silleda anunció un incremento en las tarifas de acceso al monasterio de Carboeiro acompaño la medida con el anuncio de que buscaría la gratuidad para los vecinos del municipio. Ya entonces alertaba de que la medida dependía de encontrar la fórmula legal para evitar la ilegalidad.

El acuerdo plenario de las tasas fue el pasado día 26 de enero y en ese paquete iba la propuesta de gratuidad para los vecinos. Pasaron casi dos meses desde la propuesta formal plenarias y mucho más desde que maneja la idea el gobierno pero el ejecutivo silledense ni su área de Turismo encontraron todavía la fórmula.

Desde el departamento municipal aseguran que los servicios técnicos siguen trabajando para buscar el «encaixe legal» a la propuesta.

En el propio pleno municipal se había abierto una vía, que seguramente también estén valorando los servicios municipales que había puesto en el debate el nacionalista Matías Rodríguez da Torre que se fundamentaba en apoyarse o recuperar la histórica Asociación Amigos de Carboeiro y a través de ella los vecinos podrían acceder gratis al monasterio tras firmar un convenio de colaboración de Concello y asociación fundamentado en la búsqueda de fines concretos que justifiquen el contrapunto de la gratuidad. Tampoco se había descartado en el pleno sondear más ideas con los grupos municipales.

Va pasando el tiempo y el asunto sigue pendiente de novedades que deberán llegar desde el gobierno local que hizo la promesa.

La medida que quiere adoptar el gobierno tiene más carácter simbólico que repercusión económica. La cifra de silledenses que acuden a Carboeiro es baja en relación a las visitas totales. La sitúa el Concello en torno a un 10 % lo que supone, considerando que la entrada del pasado año fue de 18.000 visitantes, que los silledenses fueron unos 1.800.

Esa cifra estimada en taquilla supone también una pequeña cantidad porque los ingresos totales del pasado año fueron 12.000 euros que también en una extrapolación porcentual a las vistas de los silledenses supone que la aportación de estos estaría en poco más de mil euros, que sería lo que dejaría de percibir el Concello con la medida simbólica de gratuidad.

La aplicación de las nuevas tarifas aprobadas en enero está pendiente de la publicación del BOP

Las nuevas tarifas de entrada al monasterio de Carboeiro fueron aprobadas con la mayoría del gobierno socialista en desencuentro con PP y BNG en la oposición que en el primer caso veía «subir por subir» y en el segundo por no justificarse al no haber nada de servicio cualitativo mejor y no haberse aplicado el plan de musealización que el propio Bloque había planeado cuando se comenzó a cobrar.

Se había iniciado el cobro en 2012 con la tasa simbólica de 1 euros en el caso de la entrada general y diversas opciones más, según el perfil del visitante.

El nuevo ajuste aprobado el pasado día 26 de enero, lleva casi dos meses pero todavía no entro en vigor y las tasa aprobadas todavía no se aplican a los visitantes del monasterio silledense.

No ocurrirá hasta que la nueva ordenanza ente en vigor y para eso está pendiente el requisito de su publicación en el BOP. Desde el Concello se considera que es inminente.

El cambio básico de la tarifa afecta a la entrada general que pasará de 1 a 1,5 euros. Las visitas guiadas también suben 50 céntimos y la tarifa reducida pasa de 0,70 a 1 euro. Para estudiantes y centros se crea una tarifa especial de 50 céntimos.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello aún no halló encaje legal para que los silledenses no paguen en Carboeiro