Yupido, el misterioso gigante tecnológico de Portugal que no tiene ventas ni empleados

Tiene un capital social de 29.000 millones de euros, el 15 % del PIB del país luso. El auditor que revisó sus cuentas justifica que se quedó maravillado ante su «televisión revolucionaria»


Es la empresa más capitalizada de Portugal. Tiene un capital social de casi 29.000 millones de euros, lo que equivale al 15 % del PIB luso. Sin embargo, esta firma -Yupido-, que no tiene trabajadores, aún era desconocida para muchos (también, en el país vecino) hasta hace pocos días. Tan solo una investigación de un profesor de la universidad del Miño -quien, por el momento, prefiere guardar el anonimato-, ha logrado sacar a luz tanto su existencia como su «anomalía estadística», como se explica en el periódico portugués Observador.

Este investigador estudiaba la productividad de las compañías lusas a partir de la base de datos de información financiera Amadeus. Él mismo explica cómo en sus trabajos tratan de identificar a aquellas empresas con mejores desarrollos financieros a partir de cruzar variables como el capital social o el número de trabajadores. Y fue así cómo se sorprendió ante los números de Yupido: tenía un capital social original de 243 millones y ningún empleado. Estas cifras despertaron su curiosidad. Tras continuar sus pesquisas en bancos de datos públicos y en redes sociales, descubrió que la empresa acababa de ampliar capital de los originales 243 millones a casi 29.000 millones de euros, a través de la incorporación de activos intangibles.

«Tenemos empresas con capital social superior a los 243 millones, pero cuando dividimos el valor de, por ejemplo, Galp (el gigante de energía luso), por el número de trabajadores de la empresa, el valor que nos aparece es razonable. En el caso de Yupido, el valor que aparecía era 243 millones por trabajador. Este número es aún peor que el de los 28 mil millones», razonó el profesor al diario portugués.

Después de que el investigador dejara huella de sus búsquedas en las redes, el nombre de Yupido comenzó a hacerse viral hasta convertirse en uno de los temas más comentados de estos días. Los datos también llamaron la atención del aparato judicial luso, que ya investiga su llamativa situación y progresión.

¿Pero a qué se dedica Yupido?

La firma, radicada en Lisboa y creada hace dos años, tiene dos socios principales, Cláudia Sofía Pereira (69% del capital) y Torcato Caridade da Silva (30%), y un comité ejecutivo de diez personas presidido por un consejero delegado y un director de ventas. Un balance anual publicado aclara que la firma, aún sin ventas, perdió 21.000 euros el pasado año.

La empresa promociona su web con el genérico lema de «dar a los clientes la infraestructura y apoyo que necesitan para operar con menos costes y mayor eficiencia». Un objeto social que va desde prestar servicios de consultoría para los negocios y la gestión como, también, y en una vertiente tecnológica, de diseño y márketing. 

El presidente de la firma, Torcato Caridade da Silva, en una de las pocas entrevistas que concedió desde que el nombre de Yupido saltase a la primera página mediática, concreta a O Jornal Económico sus funciones: «Fuimos muchas veces comparados con Galp, pero esta es una empresa que dentro de su sector, a nivel mundial, es pequeña. Nosotros no somos una Galp, somos una startup tecnológica que se concentra única y exclusivamente en crear servicios y tecnologías que sirven a empresas y a las personas, y que van a crear nuevas formas de interacción entre empresas, personas y gobiernos».

Una aspiración (la de ser una plataforma digital innovadora) certificada por Antonio Alves da Silva, expresidente de la Sociedade Portuguesa de Contabilidade, que fue el encargado de valorar la ampliación de capital. Este revisor externo de cuentas asegura que quedó «maravillado» con la televisión «revolucionaria» que le mostraron e, incluso, apunta que ante un «bem desta envergadura» se acordó de Steve Jobs. Por ello, Alves da Silva justifica que el valor real de Yupido «podría ser mayor de 29.000 dólares». No tiene dudas de que va a «revolucionar o sistema».

El presidente de Yupido, Torcato Caridade da Silva, aporta en O Jornal Económico más datos. Aclara que el primer servicio de la compañía, destinado a apoyar a emprendedores («queremos hacer que cualquier persona pueda abrir y gestionar una empresa más tranquilamente, con menos peso burocrático del que una empresa normalmente exige»), se lanzará el próximo año y permitirá la contratación de más de 200 personas. También puntualiza que el servicio será comercializado bajo la marca Quaquado, ya registrada por la empresa.

Torcato, que recuerda que el proyecto fue lanzado por un grupo de emprendedores de diversas áreas, resta misterio a la ausencia de trabajadores. «Es simple: Quaquado aún no inició su trabajo».

¿ Y sobre la falta de ventas en dos años de actividad? El presidente de Yupido cita a otras firmas tecnológicas de grandes dimensiones para explicarse: «¿Cuándo empezó a facturar Facebook?»

Votación
8 votos
Comentarios

Yupido, el misterioso gigante tecnológico de Portugal que no tiene ventas ni empleados