Casado se ve una víctima de «fake news» con la propuesta de su partido de no expulsar a mujeres migrantes durante la adopción

Casado matiza el anuncio, dice que solo quiere garantizar la condifencialidad de las madres que deciden dar a sus hijos en adopción

;
Casado se ve una victima de «fake news» Casado matiza el anuncio, dice que solo quiere garantizar la condifencialidad de las madres que deciden dar a sus hijos en adopción

Redacción / La Voz

Pablo Casado ha asegurado este jueves sentirse víctima  de una fake new y ha aclarado que una de las medidas incluidas en su futura Ley de Maternidad pasa por garantizar la confidencialidad de las madres que deciden dar sus hijos en adopción. «El PP propone que las madres embarazadas que deciden entregar a su hijo en adopción, en vez de abandonarlo, tenga garantizada la confidencialidad, los mismos derechos si estuviera regularizada o no», ha señalado Casado en su intervención en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid donde ha recogido el premio a Mejor comunicador. De este modo, Casado ha asegurado que se ha visto obligado a aclarar algo que él no dijo y que se basaba en que las mujeres inmigrantes sin papeles se «blindaban» si entregaban a su hijo en adopción, una aseveración que, como ha insistido se trata de una fake new que por error se publicó en un medio de comunicación y que fue corregido posteriormente.

«Es una fake new, me siento víctima porque antes de político soy persona, me resulta de especial gravedad», ha lamentado Casado, quien ha reiterado: «Yo no he dicho nada, no hay nota de prensa y, sin embargo, hoy está en todas las tertulias y vemos a todos los partidos de la oposición intentando decir una barbaridad que yo jamás admitiría». Además, ha lamentado que se base en una «mentira» la línea de argumentación de las próximas semanas, tras lo que ha insistido en su posición de «apoyo a la maternidad» y para evitar el abandono de bebés. Así, ha destacado que esta medida ya se implanta en Madrid y en Castilla y León y se trata de evitar que se inicie un procedimiento para informar de que una persona se encuentra en situación irregular cuando decide entregar a un niño en adopción. De este modo, el presidente del PP ha considerado que se preserva la protección del menor, de la madre y de los facultativos de los servicios sociales que deciden no iniciar el expediente en el caso de que la madre no esté en situación regular. Casado ha insistido en que se trata de una medida «ya en marcha» en algunas autonomías, que «nunca ha sido cuestionada» y que, además, «garantiza los derechos de esa mujer. «En Alemania existe parto anónimo», ha recordado el dirigente popular, tras lo que ha lamentado que algunos intenten «tergiversar» su mensaje diciendo hasta que «es como un robo de niños».

Horas antes, el PP proponía en la ley de apoyo a la maternidad que quiere aprobar si llega al Gobierno que las mujeres inmigrantes que están en situación irregular y vayan a dar a un hijo en adopción no puedan ser expulsadas mientras dure el proceso. Fuentes del partido han insistido en que se trata de evitar por razones humanitarias que se utilicen datos que hay que facilitar en un proceso de entrega en adopción como excusa para tramitar un expediente de expulsión. La propuesta es ampliar a toda España una medida que ya funciona con éxito en Madrid, pero, prosiguen, el PP en ningún caso propone no expulsar a mujeres en situación irregular a cambio de que entreguen a sus hijos en adopción, algo que las citadas fuentes tachan de «literalmente una barbaridad». La Comunidad de Madrid cuenta desde el 2009 con un protocolo dirigido a madres que quieran renunciar a sus bebés y darlos en adopción, una posibilidad que en ningún caso permite obtener nada a cambio y que de hecho «no tiene consecuencias legales ni administrativas para la mujer». Así lo han señalado fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia del Gobierno madrileño, que explican que cuando una madre, sea extranjera o no, deja a su bebé la tutela pasa inmediatamente a la Comunidad de Madrid. Por tanto, en la región no se está aplicando la propuesta del PP para que las mujeres inmigrantes que están en situación irregular no sean expulsadas si dan a su hijo en adopción mientras que dure este proceso, como sin embargo ayer indicaron a Efe fuentes de este partido.

Todas las mujeres, estén en la situación que estén, legal o ilegal, gozarán de las mismas garantías, protección, derechos y ayudas en caso de dar a su bebé en adopción, explican las fuentes en relación con esta propuesta. Esta medida no impide que una vez finalizado el proceso de adopción, si prosigue la situación irregular de la mujer, pueda ser expulsada por cualquier otro motivo recogido en la ley.

También se subraya la falta de consecuencias para la madre en una campaña difundida por parte del Gobierno autonómico en verano del 2016 para evitar el abandono de bebés. En Madrid las mujeres que deciden no hacerse cargo de sus hijos renuncian a su tutela y filiación al darlos en adopción en el hospital tras haber dado a luz o posteriormente, mediante una llamada al 012 o al 112. Se trata de un proceso totalmente anónimo y confidencial que impide difundir la identidad de la madre biológica cuyos «datos están sujetos a reserva» y «sólo se recogen en la partida de nacimiento original y documentos del expediente de adopción», según el protocolo al que ha tenido acceso Efe.

En este texto se señala que antes de tomar esta decisión la madre debe ser informada sobre los recursos de ayuda y sobre los acogimientos temporales. Además, se pide extremar el «cuidado para que nadie presione a la madre a una entrega del niño contra su voluntad o no suficientemente meditada, garantizando su libertad de decisión». La manifestación de renuncia se firma en presencia de dos testigos que deben ser profesionales sociales o sanitarios del hospital y en el caso de que la mujer sea menor y no esté legalmente emancipada deberán firmarlo con ella sus representantes legales.

Respecto a las mujeres extranjeras, la Comunidad de Madrid no hace diferenciación sobre la situación administrativa y se limita a señalar que tiene la posibilidad de que se contacte con su familia o sus autoridades consulares para que se hagan cargo de su bebé.

Este jueves los portavoces de la oposición en la Asamblea de Madrid, formada por el PSOE, Podemos y Ciudadanos, han exigido que el PP aclare esta propuesta. 

Oleada de críticas

PSOE y Podemos han criticado con dureza esta propuesta del partido de Casado. Según la vicesecretaria general del PSOE Adriana Lastra plantear retrasar la expulsión de mujeres inmigrantes que den a su hijo en adopción forma parte de «propuestas políticas xenófobas que son simplemente inaceptables, indignas y crueles». «No lo vamos a consentir», ha afirmado en Twitter. El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas, ha calificado este jueves de «insólita», «brutal» y «cruel» la iniciativa. «Nos parece los más insólito, brutal y cruel que hemos escuchado nunca», ha insistido Simancas, en declaraciones a los medios en el Congreso. A su juicio, «decirle a una inmigrante 'o me entregas a tu niño o te expulso del país', no se puede aceptar de ninguna de las maneras». A las críticas también se ha sumado el candidato de Más Madrid a las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, que ha considerado «moralmente repugnante» la propuesta.

Esta mañana, la alcalde de Barcelona, Ada Colau  ha calificado de «secuestradores de niños» a los dirigentes del PP por proponer esta ley. En un mensaje en su cuenta de Twitter en el que se hace eco de una noticia de eldiario.es con el título «El PP propone en una ley de maternidad retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles si dan a sus hijos en adopción», Colau escribe: «Machistas. Racistas. Clasistas. Solo faltaba secuestradores de niños. Fascistas». «Toda persona demócrata debe votar en las próximas elecciones para impedir que esta gentuza pueda llegar al poder», concluye el mensaje de la alcaldesa de Barcelona.

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, considera que la propuesta del PP «cosifica a la mujer y al migrante». En declaraciones a SER Catalunya recogidas por Europa Press, el ministro ha criticado que se proponga a las «mujeres en situaciones más desvalidas» alternativas que no se plantean en otros casos. Para el titular de Interior, la propuesta recuerda a la España de los años sesenta donde se inducía «desde las instituciones a las mujeres en condiciones difíciles a que se desprendiesen de sus hijos». En opinión de Marlaska, «siempre es lo mismo, la desigualdad como elemento discriminatorio».

«Mujeres, migrantes, en una situación absolutamente difícil, en un país que desconocen, enfrentadas a muchísimas dificultades (...) se les expone a desprenderse de lo único o lo más importante en su vida y que le une a su realidad, a su cultura... su hijo», ha lamentado el ministro. Para Marlaska, esta propuesta «dice mucho de cuál es la idea respecto a los derechos de la mujer» y ha recordado que «los derechos humanos y de la mujer son independientes de su condición de migrante». «Obedece a un acto implícito de tratar de cosificar a la mujer y al migrante; no entiendo que no se pueda llegar a esa conclusión salvo que no se tenga una idea muy clara de lo que son los derechos de la mujer como derechos humanos y los derechos del migrante como derechos humanos», ha añadido Marlaska.

A su juicio, la propuesta del PP resulta «contradictoria», porque «en otros supuestos quieren hacer una política promaternidad y pro dar todas las facilidades a las mujeres para ser madres y en otros, por tratarse de migrantes en unas determinadas circunstancias, pues que sea más fácil abandonar la maternidad y entregar al niño en adopción». 

El Cuento de la Criada

Muchas de las críticas comparan la propuesta de Casado con la serie El Cuento de la Criada. Los perfiles de Twitter de Ione Belarra (Podemos), Barcelona en Comú o Inés Rey (PSOE) son algunos de los que se hicieron eco de ello. Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha acusado «al PP de Feijoo y de Casado» de «estar enfrente de todas las mujeres que salimos a defender los derechos, con un programa que debe estar inspirado en El cuento de la Criada. Así se ha pronunciado la líder del Bloque este jueves en Lugo, ciudad en la que ha presentado las candidaturas de su formación al Congreso y al Senado, que encabezan Maite Ferreiro y Pilar Prieto, respectivamente. En este escenario, la portavoz nacional del BNG se ha referido a la propuesta del PP de retrasar la expulsión de las mujeres inmigrantes que den a sus hijos en adopción, una medida que ha calificado de «barbaridad». «El PP de Feijoo y Casado lo que nos demuestran es que están enfrente de todas las mujeres que salimos a defender nuestros derechos», ha manifestado. En esta línea, Ana Pontón ha mostrado su preocupación por unas conductas del PP que, en su opinión, suponen una «involución democrática, una involución de derechos, un ataque a la dignidad de las mujeres que ninguna persona de bien debe aceptar», recoge Europa Press.

Cuca Gamarra (PP) justifica su medida sobre mujeres inmigrantes para evitar que «muchos» bebés aparezcan en contenedores

La vicesecretaria de Política Social del PP y alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha justificado su propuesta acerca de que «no puede ser motivo de expulsión» dar el niño en adopción en el caso de mujeres en situación irregular alegando que se trata de evitar que «muchos» bebés aparezcan en «contenedores», informa Europa Press.

La responsable de Política Social del PP, se ha remitido al protocolo contra el abandono de bebés y ha explicado además, -en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter- que «muchos» bebés abandonados aparecen en «contenedores».

«Esta medida forma parte del protocolo contra el abandono de bebés en Madrid. En Madrid, entre 30 y 40 niños no son abandonados y se entregan en adopción con esta medida. Lamentablemente, muchos todavía aparecen en contenedores, eso es lo indigno y cruel. ¿Prefieres no evitarlo?», se ha preguntado Gamarra.

Javier Maroto (PP): «Proponemos lo contrario de lo que se nos acusa»

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su partido propone «lo contrario» de lo que se le «acusa» sobre las mujeres inmigrantes embarazadas que quieren dar su hijo en adopción, ya que plantea que esta decisión «no sirva para iniciar un proceso de expulsión» y se proteja al menor y la mujer. En declaraciones a EFE, Maroto ha explicado que el presidente del PP, Pablo Casado, «es primero persona y luego político» y, por eso, propone medidas para que una mujer embarazada que se encuentra en situación irregular en España «no tenga miedo de dar sus datos cuando quiere dar a su hijo en adopción porque eso pueda suponer que la pillen y le echen del país».

«Por razones humanitarias y de protección del menor y de la mujer decimos que este proceso no sirva para iniciar un trámite de expulsión», ha afirmado Maroto, quien puntualiza que «esto no cambia la situación irregular de esa mujer, ni cambia nada». El PP plantea que este proceso de adopción sea «reservado», algo que de ninguna manera supone un «blindaje» para la mujer inmigrante.

Maroto ha recriminado a ciertos «personajes de izquierda», como el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que digan que el PP propone «sacar los niños a las madres inmigrantes para dárselos a las españolas», algo que sería «no tener alma», y que además es mentira y está basado en noticias «inexactas». Ese tipo de iniciativa «no se ha pronunciado nunca por parte del PP», según Maroto. «Estamos diciendo lo contrario de lo que se nos acusa», ha afirmado, porque su partido lo que quiere es evitar que «una mujer embarazada en situación irregular tenga miedo» a dar a su hijo en adopción. Se trata de «evitar la situación de niños que son abandonados o tirados en el contenedor porque la madre tiene miedo a acercarse a una administración por estar en situación irregular».

Casado pide a Vox que no se presente en las provincias pequeñas

La Voz

Abascal responde que su partido se presentará en todo el país para que «la España Viva vote sin miedo y contra el miedo»

El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido a los «partidos nuevos» que hagan una «reflexión» sobre si conviene que concurran o no en las circunscripciones pequeñas en las elecciones generales de abril, ya que, según ha dicho, eso hará que se «divida el voto» del centro-derecha y, por lo tanto, salga beneficiado el PSOE y Podemos.

Así se ha pronunciado en un acto en Zaragoza con afiliados del PP, donde ha puesto en valor que el Partido Aragonés (PAR) haya tomado la decisión «responsable» de no presentarse a las generales -concurrió con el PP en las de 2015 y las de 2016- para que no haya «dispersión del voto constitucionalista». A su entender, «es algo digno de agradecer».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Casado se ve una víctima de «fake news» con la propuesta de su partido de no expulsar a mujeres migrantes durante la adopción