Tampoco Xulio Ferreiro tiene claro a quién votar el 28A

Martiño Noriega tampoco decidió su preferencia, si bien animó a votar en contra del triple frente de la derecha

m. m.
redacción / la voz

Con su divorcio de En Marea y la decisión de Anova de no concurrir a las elecciones generales al no llegar a un acuerdo con Podemos, los alcaldes de las mareas y los principales actores de las alianzas con partidos estatales tejidas en el año 2015 se quedan huérfanos de referentes, de ahí que el voto que personalmente vayan a depositar, así como el que piden a los suyos, sea una incógnita difícil de despejar.

La primera pista sobre la difícil tesitura en la que se encontraban las mareas municipales tras la ruptura con En Marea y el fracaso de la coalición que sí reeditó Podemos con IU y Equo la dieron las asambleas de Compostela Aberta y Marea Atlántica, que decidieron dar carta blanca a sus militantes para que votasen a quien mejor les pareciese. El regidor compostelano reconoció unos días después que no tenía decidido todavía su voto, si bien animó a votar en contra del triple frente de la derecha, en relación a Ciudadanos, el Partido Popular y Vox.

Posteriormente fue el portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, el que aclaró en una entrevista en la Cadena Ser que Anova no iba a pedir el voto para nadie, aunque en la línea de Martiño Noriega advirtió sobre el peligro «da deriva autoritaria» y de la «ultradereita».

Ayer, fue el alcalde de A Coruña el que se manifestó al respecto. Xulio Ferreiro aclaró que «a miña opción para o 28 de abril será aquela que concorde cos intereses xerais das clases populares no Estado español», y siguiendo la línea de su partido, Marea Atlántica, añadió que, entre esas opciones posibles, él se decidirá por «aquela que teña en conta os intereses da cidade da Coruña, que tamén se xoga moito nestas eleccións xerais». Tampoco quiso desvelar cuál iba a ser su papeleta: «Imos estudar os programas electorais e logo decidirei». Pero puntualizó que «o meu voto, desde logo, vai estar dentro da coherencia do noso espazo político durante este tempo».

La apuesta de las mareas

Si bien las mareas son espacios independientes de los partidos, los alcaldes de A Coruña, Santiago y Ferrol apostaron claramente por las alianzas entre Anova (partido de Martiño Noriega) con Esquerda Unida (partido de Jorge Suárez) y Podemos. Como Xulio Ferreiro no militaba en ningún partido cuando se creó la Marea Atlántica y Anova no se presenta, los regidores de A Coruña y Santiago se quedan sin una referencia concreta para las elecciones generales y sin un partido para el que pedir el voto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Tampoco Xulio Ferreiro tiene claro a quién votar el 28A