A Abascal le falla la puntería

Rechazo en policía y Guardia Civil al plan de armar a los ciudadanos en uno de los países más seguros


Los golpes de efecto de Vox estaban hasta ahora medidos, pero la formación que presiden Santiago Abascal ha errado el tiro al meter en el debate político su propuesta de relajar las normas para que los españoles puedan tener armas en sus casas para hacer frente a cualquier ataque. La idea le ha valido al PP y a Ciudadanos para marcar distancias con Vox y deslegitimarlo como actor político tras semanas contemporizando con sus propuestas. Pero es que además, los colectivos profesionales implicados en la seguridad y lucha contra la delincuencia tampoco han secundado la propuesta sobre las armas, que nadie en la sociedad española había enarbolado.

Los sindicatos mayoritarios en la Policía Nacional, SUP y CEP, han manifestado su rechazo a que se facilite el acceso a las armas en España, que está entre los 20 países más seguros del mundo. El Sindicato Unificado de la Policía señala que el país se ha caracterizado por «una reglamentación restrictiva, pero quien necesita el uso de las armas tiene la oportunidad de acceder a ellas mediante el cumplimiento de pruebas y normas» que deja rastro de los portadores y exige su preparación.

La Confederación Española de Policía advierte que son los cuerpos policiales los que tienen la exclusiva del uso de la fuerza, y sugiere atender a los cíclicos sucesos en Estados o el más reciente de Nueva Zelanda para rechazar abrir la vía pretendida por Vox.

Escoltas para Abascal

«Soy armero, tirador olímpico, cazador y guardia civil en la reserva y por eso sé que un arma corta con 15 balas es suficiente para provocar una gran tragedia», señala Santiago Corella, integrante de la Unión de Guardias Civiles. Relata el ex agente que es posible contar en la actualidad con un arma, pero para ello es necesario estar inscrito en un club de tiro para realizar las obligatorias prácticas una vez al año; contar con el permiso del subdelegado del Gobierno en la provincia; portarla en los desplazamientos al campo de tiro en el maletero con las balas sin cargar, y guardarla en el domicilio en un armero homologado cuya factura es también visada por la Guardia Civil, que puede requerir en cualquier momento una revisión de la pistola o rifles autorizados, señala el especialista. «Esto no es Estados Unidos, por eso la legislación controla y penaliza mucho la posesión ilegal de armas o los asaltos con ellas. Lo saben bien las bandas del Este que actúan en España, nunca portan armas de fuego, porque saben que se les triplicarían las penas», zanja Corella que añade que realizó en el País Vasco como guardia civil tareas de vigilancia y contravigilancia solicitadas por Santiago Abascal tras ser amenazado por ETA su padre.

Operativos similares con el presidente de Vox como protagonista llevó a cabo en la misma comunidad un agente de la Policía Nacional de A Coruña experto en armas que requiere que no sea desvelado su nombre al seguir en activo. «Abascal portaba pistola siempre, como muchos concejales cuando ETA atentaba», señala. Según su criterio de especialista en armamento, «es mejor una reforma del Código Penal para evitar que queden impunes determinados crímenes y sucesos, o que se pueda llevar una pena mayor quien se defiende que quien ataca, que dar facilidades a todo el mundo para que lleve armas. Ya las llevan muchos joyeros, políticos, jueces, quienes las soliciten por estar amenazados, pero tienen que atenerse a unas normas estrictas», concluye.

¿Por qué existe Vox?

Manuel Varela
El dirigente de Vox Ortega Smith se zambulle frente al Peñón de Gibraltar ondeando una bandera de España
El dirigente de Vox Ortega Smith se zambulle frente al Peñón de Gibraltar ondeando una bandera de España

Parte del electorado compra un mensaje que aúna extrema derecha tradicional con «trumpismo», según los analistas

En solo una semana, Vox sumó a sus listas para las generales a dos militares que ensalzan a Franco y a un tertuliano que niega el Holocausto y enviaría a su hijo a una clínica si fuese homosexual. A través de Iván Espinosa, número tres en Madrid, dijo que España está acostumbrada a ver «una izquierda sucia, con coleta». Es más, llegó a plantear la prohibición de partidos que no renuncien al marxismo, en referencia a Podemos. La ultraderecha entrará en el Congreso de los Diputados el próximo 28 de abril. La única duda reside ahora en saber con cuántos representantes. En Andalucía superó cualquier expectativa al entrar al Parlamento con 12 escaños y, según la estimación de voto que muestran las encuestas para las generales, Vox se maneja en una horquilla que le sitúa por encima del 10 % de los votos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

A Abascal le falla la puntería