Antelo, el baloncestista gallego que tras retirarse a los 31 se pasó a Vox

Confiesa que en un acto público del partido le llamó poderosísimamente la atención el ver al público totalmente emocionado escuchando a Ortega Smith


El baloncestista gallego afincado en Murcia José Ángel Antelo fue anunciado como fichaje de Vox pocos días después de hacer pública su retirada de la competición profesional por una grave lesión en el talón de Aquiles y, en una entrevista con EFE, asegura que esta formación no es de extrema derecha.

El anuncio de su inclusión en Vox se acompañaba con una fotografía de Antelo junto al secretario nacional de este partido, Francisco Javier Ortega Smith, a quien conoció el 7 de abril, en Cartagena, en el primer mitin al que acudía el deportista en toda su vida.

Confiesa que aquel acto público le llamó poderosísimamente la atención al ver al público totalmente emocionado escuchando a Ortega Smith, del que destacó «su gran oratoria».

La primera cuestión que surge en esta entrevista es preguntarle si después de ver lo que ha ocurrido con otros deportistas que han entrado en la política no teme que en el futuro le vayan a etiquetar, pero responde con gran convicción que si Vox fuera como lo pintan hubiera dicho no tajantemente al ofrecimiento de sumarse a tal proyecto político.

«Obviamente la etiqueta de extrema derecha o de racista es totalmente falsa», reafirma Antelo, quién advierte que el partido que pone etiquetas a sus adversarios lo hace, primero, para desprestigiar al contrario y, luego, porque no tiene argumentos políticos de ninguna índole con los que competir.

Una de las cuestiones que VOX defiende y que Antelo destaca de entre todas, además de salvaguardar la institución familiar y la nación, es el control migratorio que ponga orden y rechace aquellos casos de inmigrantes que vengan a España a delinquir.

Lo primero que haría si fuera concejal de Deportes sería «sentarse en todos los palcos de todos los equipos deportivos de la ciudad» en representación institucional.

A su juicio, habría que replantearse también muchos convenios de patrocinio deportivo y la repercusión que tiene cada equipo «y ser justos con todos», en clara alusión a Real Murcia y UCAM Murcia, dos equipos de fútbol de Segunda B, el primero con un gran estadio en Nueva Condomina, para 31.000 espectadores, y el segundo, desde el 2014, en el antiguo estadio La Condomina, ubicado en el casco urbano, y que data de 1924 con una capacidad de tan solo 4.600 espectadores.

Se da la circunstancia de que el edil de Deportes de Murcia es otra figura del baloncesto local, el canario Felipe Coello, de cuya gestión Antelo piensa que «es mejorable» y «si Vox tiene la fuerza necesaria, que la va a tener, se va a mejorar», lo que calcula que ocurrirá si ganan tras la inminente cita electoral de mayo.

Algo que le llama la atención es que la séptima ciudad de España presente instalaciones deportivas deficitarias y que no tenga un equipo en primera división de fútbol. «Eso choca a cualquier que venga desde fuera», añade.

Su estancia en varias ciudades españoles como jugador profesional le ha servido, como le gusta recordar, como gran experiencia para conocer el país. En el 2004 en Cáceres tras haber ganado un campeonato europeo con la selección nacional junior, luego en el 2005 a Zaragoza, y ya entra en la ACB de la mano del Bilbao Basket. Hospitalet, Fuenlabrada, Tenerife, León y, finalmente, Murcia, donde reside con su esposa bilbaína.

Como gallego que es, a su Noia natal le gusta viajar de vez en cuando a pasar unos días a tiro de avión.

Con tan solo 16 años debutó nada más y nada menos que con el Real Madrid, llegó a ser el pívot estrella de la selección junior con la que ganó el campeonato de Europa en 2004 y luego bronce en el famoso torneo Mannheim. Con 31 años dejó el mundo de deporte, a una edad temprana.

Si en la NBA existe una renta vitalicia para sus jugadores cuando dejan las canchas, en España no existe tal beneficio, pero como él dice: «Tu vida deportiva se acaba, pero la vida sigue», por ello advierte con pasión que jamás deben dejar los estudios los jóvenes que practican algún deporte.

«Es un error y deben compaginar estudios y deporte». Para Antelo, el deporte base es clave para alejar a los jóvenes de hábitos no saludables.

La mala suerte con las lesiones prefiere olvidarla y mirar al futuro, si bien reconoce que hoy le hubiera gustado hablar con los periodistas del próximo partido que jugaría con su equipo UCAM, pero no ha podido ser y a pesar de todo es consciente que de los infortunios y de los errores siempre se aprende.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Antelo, el baloncestista gallego que tras retirarse a los 31 se pasó a Vox