No podía faltar Moreno Bonilla

El nuevo presidente de la Junta de Andalucía reivindica el PP como un partido en el que «cabe todo el mundo»

Pablo Casado y Juanma Moreno en la convencio´n del PP
Pablo Casado y Juanma Moreno en la convencio´n del PP

Madrid | La Voz

El PP no confirmó la presencia de Juanma Moreno Bonilla en su convención nacional hasta última hora, pero por supuesto que apareció. Lo cierto es que resultaría muy extraño que Pablo Casado celebrase su gran fiesta de coronación sin presentar su gran conquista en los seis meses que lleva al frente del partido. Como si cualquier equipo convocara a su afición para celebrar el campeonato que acaba de lograr, y se dejase la copa en casa. Inconcebible. Desde Génova ponían en duda la intervención de Moreno Bonilla alegando problemas de agenda derivados de su reciente toma de posesión como presidente de la Junta, pero el papeleo y la burocracia pueden esperar.

Pocos apostarían hace algo más de un mes que Moreno Bonilla llegaría a la convención de enero como una gran estrella. A nadie se le escapa que no era el candidato preferido de la nueva dirección nacional, y que la más que esperada derrota electoral serviría como pretexto para moverle la silla. Pero unos endiablados resultados en las urnas lo auparon a la presidencia de Andalucía. Y ahora todo son abrazos y sonrisas.

«Qué bien suena lo de presidente de la Junta de Andalucía en un afiliado del PP», arrancó su discurso en una intervención con una imagen fija de la fachada del palacio de San Telmo de fondo. Tras agradecer su apoyo a la cúpula del partido y a Alberto Núñez Feijoo, el único barón territorial que mencionó sobre el escenario, invitó a todos los candidatos a las municipales y autonómicas de finales de mayo a confiar en sus posibilidades. «Siempre me decían ‘no pierdas el tiempo, porque esto es imposible’. A muchos os dirán frases parecidas, pero quiero deciros que solo pueden los que creen que pueden». 

Moreno Bonilla reivindicó al PP como «el centro de las aspiraciones de los anhelos de los españoles» y la organización en la que «cabe todo el mundo, como se está demostrando en esta convención», dijo sobre un cónclave en el que participaron Rajoy y Aznar. Por último, pronosticó que «la ola de cambio que se ha despertado en el sur no se para en Despeñaperros, va a llegar a todos y cada uno de los rincones de España. Va a llegar sin duda alguna a La Moncloa».

Recado de Diego Gago a Vox 

El encargado de abrir la jornada dominical fue el presidente de Nuevas Generaciones, el gallego Diego Gago. Presumió de partido y de país, y tras poner sobre la mesa algunas de las grandes preocupaciones de los más jóvenes, dirigó su discurso hacia La Moncloa. «Merecemos mucho más que un Gobierno que está arrodillado ante los populistas, independentistas y los señores de Batasuna», exclamó, invitando a Sánchez a marcharse «ya» y a convocar elecciones.

Gago tampoco se olvido del otro gran tema que ha sobrevolado por la convención a lo largo de todo el fin de semana: la amenaza de Vox. Sin hacer una referencia expresa, el líder de la organización juvenil del PP advirtió que no aceptarían «lecciones de nadie, tanto si ha formado parte o no de nuestro partido», en una clara referencia a Santiago Abascal, hasta hace años un cargo medio de la formación, pero también a Albert Rivera, que en su juventud estuvo afiliado al PP catalán.

Para concluir, Gago le agradeció a Casado haber cumplido su promesa de devolver «la ilusión y la unidad» al partido. A su entender, la receta con la que triunfaron en Andalucía, y la misma receta con la que, aventuró, lograrán la victoria en las próximas generales.

Más sobre la convención del PP

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

No podía faltar Moreno Bonilla