El impactante momento en que un perro policía encuentra en un bidón y semidesnuda a la presunta parricida de Godella

Se acaban de difundir las imágenes de la detención de Maria Gombau

;
El impactante momento en que un perro encuentra en un bidón y semidesnuda a la presunta parricida de Godella Estaba semidesnuda. Es la escena que se encontró un perro de la Guardia Civil, Chico, mientras buscaban a la mujer

Ls Guardia Civil encontró a María Gombau, acusada de matar a sus dos hijos, de cinco meses y 3 años y medio, en Godella, en el interior de un bidón. Ahora se han difundido las imágenes de la detención donde se puede ver a la presunta parricida, que estaba semidesnuda, en el interior de un bidón azul. Es la escena que se encontró un perro de la Guardia Civil, Chico, mientras buscaban a la mujer.

Los padres de Amiel y Rachel, María Gombau y Gabriel Salvador Carvajal,  han pasado su primera noche en la cárcel después de negarse a declarar y no ofrecer ningún dato al juez tras el confuso relato de lo sucedido en la casa de Godella donde aparecieron con fuertes golpes en la cabeza los cuerpos de sus dos hijosLos dos están en prisión preventiva sin fianza y acusados del doble asesinato.

El caso ha evolucionado del «maté a mis hijos porque fue una orden de Dios», que dijo la madre a los investigadores horas después de que se encontrasen los cadáveres, a la amnesia más absoluta, sin duda una estrategia impuesta por los abogados de la pareja, que deja abiertas muchas incógnitas en un caso que ha conmocionado a la opinión pública.

Las incógnitas que planean sobre el caso de Godella

M. C. Cereijo
Agentes de la Guardia Civil recogen pruebas en la finca donde se produjo el crimen de Godella
Agentes de la Guardia Civil recogen pruebas en la finca donde se produjo el crimen de Godella

Los padres de los dos niños asesinados se niegan a declarar como estrategia de sus defensas, lo que deja abierta muchas preguntas sobre el infanticidio

María Gombau y Gabriel Salvador Carvajal han pasado su primera noche en la cárcel después de negarse a declarar y no ofrecer ningún dato al juez tras el confuso relato de lo sucedido en la casa de Godella donde aparecieron con fuertes golpes en la cabeza los cuerpos de sus dos hijos, Amiel, de tres años y medio, y Rachel, de apenas cinco meses. Los dos están en prisión preventiva sin fianza y acusados del doble asesinato.

El caso ha evolucionado del «maté a mis hijos porque fue una orden de Dios», que dijo la madre a los investigadores horas después de que se encontrasen los cadáveres, a la amnesia más absoluta, sin duda una estrategia impuesta por los abogados de la pareja, que deja abiertas muchas incógnitas en un caso que ha conmocionado a la opinión pública.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El impactante momento en que un perro policía encuentra en un bidón y semidesnuda a la presunta parricida de Godella