Este perro sí que sabe

Tu mascota necesita de ti para saber comportarse. Tú seras su guía y su referencia. Por eso es importante dedicarle tiempo,esfuerzo y atención a sus necesidades. Ese es el secreto para conseguir que tenga una actitud ejemplar.

.

Traer un perro a casa siempre es una alegría. Ese pequeño ser que te demostrará siempre más cariño que el que tú puedas darle, invadirá tu hogar y se convertirá en un elemento imprescindible dentro de tu unidad familiar. Pero también puede convertirse en un verdadero problema si no te tomas en serio su comportamiento. Lo primero que hay tener en cuenta cuando alguien decide tener un perro «es que no es un juguete y tiene una serie de necesidades. Por eso es recomendable elegir el perro en función de tus gustos. Si eres muy activo o sedentario, si te gusta pasear con él. La elección depende de muchos factores». Esa es la primera premisa que Víctor Rodríguez, educador de perros a domicilio (victorperrocan@gmail.com) da a todos aquellos que estén pensando en tener un perro. Este tipo de mascotas necesitan sentirse acompañados en todo momento: «Son animales de compañía, necesitan estar contigo y hay que saber qué perro escoger. No solo porque sea bonito», añade Rodríguez que considera que el único secreto que existe para que el comportamiento de tu perro sea el idóneo es la constancia y el trabajo diario.

Uno de los principales caballos de batalla con la llegada de un cachorro al hogar es conseguir que haga sus necesidades en la calle. Al contrario de lo que pueda parecer, el truco del periódico es una medida muy a corto plazo: «Eso solo debería ponerse tres días. Lo que hay que hacer es estar en guardia y bajar al perro constantemente. Como si tenemos que hacerlo quince veces. Cada vez que haga sus necesidades en la calle premiarlo, bien con la voz o dándole palmaditas. Las chuches solo al principio. Yo soy más partidario de premiarle con pienso. Es mucho mejor que con golosinas, eso tiene que ser un extra», aclara este experto en canes.

La motivación es la palabra clave para todo: «Hay que darle premios al momento. Dos segundos después, lo más tardar, para que el perro se excite y empiece a comprender que eso está bien. Luego también hay que ser un poco payaso con ellos. Hacerle monerías y tonterías», comenta, mientras explica que hay que huir de los castigos como pegarle en el hocico con periódico porque haya orinado en casa.

Durante toda la vida

«Desde el mes y medio de vida se puede trabajar con él. Y se le puede enseñar durante toda la vida. Lo que pasa que una vez que son adultos no aprenden tan rápido y es más difícil quitarles los malos hábitos», explica. Otra de las premisas importantes es que se sienta un perro seguro: «Nunca puede tener miedo. Hay que ganar su confianza. Que confíe en nosotros. Y para eso son necesarias las órdenes. Pero una orden que no le engañe. Cuando digas sit que se siente, necesita verte seguro porque si no lo hace va a dejar de confiar en ti y no va a identificar la orden. Los perros necesitan mandar o ser mandados. Y en ese juego te retarán durante toda la vida», aclara Rodríguez, después de indicar que el pienso siempre debe ser el alimento de cualquier perro: «Le ayudará en las digestiones. También en la limpieza de los dientes al ser granulado. Para mí, es lo mejor», reconoce.

Votación
0 votos
Comentarios

Este perro sí que sabe