El Atalaya ya está en Ferrol de nuevo. Tras cuatro meses de navegación por las costas de África Occidental y por el Golfo de Guinea, el patrullero de altura atracó en los muelles del Arsenal Militar a media mañana de este domingo. Allí fue recibido en una ceremonia presida por el jefe de la Fuerza de Protección de la Armada, el general de brigada Carlos Pérez-Urruti. Y este domingo también ha sido el del regreso a Ferrol de la fragata Blas de Lezo, que participó en un ejercicio aeronaval, junto a buques como el potaviones nuclear francés Charles de Gaulle, en aguas del Mar Tirreno y del Golfo de León.

En una jornada de intenso frío, pero por fortuna prácticamente sin lluvia, el Arsenal volvió a ser escenario de momentos de fuerte emoción durante el reencuentro de las dotaciones de ambos buques con los familiares que aguardaban su llegada en los muelles.

;
Emotiva llegada del buque Atalaya a Ferrol Las familias de la tripulación han ofrecido una calurosa bienvenida en el puerto

Antes de bajar a tierra

«El contacto con los países africanos nos ha hecho crecer a todos humanamente», señalaba, momentos antes de bajar a tierra, el comandante el Atalaya, Valentín Calvar Cerecedo. El marino recalcó cómo durante toda su misión por la costa africana la dotación del Atalaya, aun teniendo siempre «mucho trabajo» a bordo, supo mantener la «moral alta», al tiempo que iba atesorando una inolvidable experiencia.

«Y al final hemos hecho un pequeño sprint final para llegar a casa a tiempo», añadía, ya en tono desenfadado, el marino, que sin embargo no dejó de señalar el «reto» que supuso para el Atalaya, dadas las dimensiones del buque, reencontrarse con las costas gallegas en un momento de «alerta» meteorológica.

Felicitación

El general Pérez-Urruti subió a bordo del Atalaya para saludar, personalmente, a todos y cada uno de los integrantes de la dotación del buque. Una dotación a la que felicitó, a través de su comandante, por la labor llevada a cabo en las costas africanas. El general subrayó la importancia que en el ámbito internacional tienen «este tipo de despliegues», y elogió la intensidad del esfuerzo llevado a cabo por la dotación del Atalaya, de la que dijo que durante la misión empleó toda su «capacidad» al «máximo» para potenciar la «seguridad marítima» y la «cooperación».

Además de luchar contra la piratería y contra la inmigración ilegal, en su misión el Atalaya ha colaborado con armadas como las de Senegal, Cabo Verde y Marruecos. Como recalca la propia Armada, la labor llevada a cabo por el Atalaya en las costas africanas se encuadró dentro del Plan de Diplomacia de Defensa. Y en dicho marco, el patrullero desarrolló su labor, fundamentalmente, en el ámbito de las «operaciones de seguridad marítima y seguridad cooperativa» tanto en África Occidental como en el Golfo de Guinea. «La Armada, bajo el mando del Estado Mayor —añade la misma fuente— desarrolla esta misión con el fin de mostrar la actividad y capacidad de sus buques como instrumentos esenciales de la seguridad macional, defender nuestros intereses marítimos en la zona y contribuir a la prevención de conflictos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El Atalaya ya está de nuevo en el Arsenal de Ferrol