Ángel Mato: «Lo único que me relaja es el mar»

El alcalde de Ferrol, amante del café y del tabaco, disfruta con el surf aunque admite que con la tabla es «un paquete»


En una terraza del centro de Ferrol me tomo con Ángel Mato (Ferrol, 1971) uno de los más de diez cafés que, dice, consume a diario. Mientras habla, fuma (mucho) y se muestra cercano y cabal. La gente que pasa lo saluda, a veces con cariño y a veces para quejarse. El alcalde da respuesta a todos. A mí también.

-Acaba de llegar de vacaciones.

-Cinco días.

-¿Dónde estuvo?

-Entre Bueu y Cangas, buceando. En los últimos años, lo único que me relaja es el mar.

-También hace surf.

-Pero soy un paquete. Empecé a los 40 años porque me parecía asombroso que alguien pudiera ponerse de pie en una tabla y dejarse llevar por una ola.

-Vicente Irisarri, también era surfista.

-Ese sí que era bueno, porque lleva toda la vida. Para mí, esperar la ola mirando al horizonte con la mente en blanco es lo mejor que hay.

-LLeva año y pico como alcalde, después de ser senador ¿qué tal la experiencia?

-Si te gusta mucho la política, la relación directa con el ciudadano y la solución de problemas, aunque sean pequeños, es lo que te permite ver la eficacia de lo que estás haciendo. En el Senado, la política es de otro estilo. Ser alcalde es mucho más enriquecedor. Además para mí ser alcalde fue totalmente inesperado.

-¿En serio?

-Sí, sí, Tenía muchas ganas, pero lo veía muy difícil. Tenía un gran interés en trabajar por mi ciudad. Hay gente que le ve un punto de decadencia, pero si sales de aquí te das cuenta de que esta ciudad tiene una enorme calidad de vida. Con relativamente poco dinero se puede vivir bastante dignamente.

-Seguro que no le gusta nada cuando a Ferrol le llaman Detroit.

-Desde luego. Solo le llama Detroit quien no lo conoce. Ferrol no es Detroit. Ferrol tiene una gran empresa pública desde hace 300 años y, entre otras cosas, doce kilómetros de playas que no tienen comparación con el resto de la provincia.

-Tradicionalmente, en Ferrol hay mucha diversidad política y dificultad para los acuerdos.

-Yo creo que la única manera de hacer cosas es dialogando. No es un pecado en política llegar a un acuerdo con otro partido. De lo que se trata es de ser útil

-La alcaldía exige mucha entrega. ¿Ya lo nota?

-Tiene un coste muy grande a nivel personal, pero yo ya venía con la carrera hecha. La vez anterior, cuando fui concejal, lo pasé muy mal. Así que esta vez ya lo hablé antes. Si das el paso, tienes que darlo todo en el tiempo que estás aquí. En ningún momento del día dejas de ser alcalde. Es imposible.

-Igual ya era delegado en el cole.

-En el instituto. Fui claustral en la Universidad y siempre digo que no podía ser de otro partido que del PSOE. Mi abuelo fue secretario de organización del PSOE en 1931 y 1932. Y lo mataron en 1934. El único muerto en Ferrol por la huelga minera de Asturias.

-¿Qué necesita Ferrol?

-Un dique cubierto nuevo para Navantia, una conexión ferroviaria con A Coruña, Santiago y Vigo y el nuevo campus industrial. Esas tres cosas son básicas.

-¿A qué se dedica profesionalmente?

-Soy químico y trabajo como jefe de seguridad en una planta industrial.

-Alucinaría con la explosión del Líbano.

-Me apasionaría poder investigar qué fue lo que pasó.

-¿Celta o Deportivo?

-No me gusta el fútbol. En tal caso, soy de la Real Sociedad.

-Si no se remedia, este año habrá un Racing- Deportivo.

-Y levantará pasiones en la ciudad. Conozco a muchos que ya lo están esperando.

-¿Defínase en cuatro palabras?

-Me voy a equivocar, pero voy a decir estas: soy paciente, firme, tranquilo y comprometido. Soy una persona de digestión lenta.

-Defina Ferrol ahora.

-Es una ciudad de contrastes, que acoge muy bien al de fuera y que tiene una imagen que no responde a la calidad de vida que ofrece. No conozco en Galicia mejor sitio para vivir.

-Es usted aficionado a los fados.

-Me encantan. Y le voy a explicar cómo los conocí. A mí me gustaba Xosé Afonso y Fausto y un día, un familiar me regaló un cedé de Amalia Rodrigues y me quedé flipado. Desde entonces me convertí en un gran aficionado.

-¿Sabe lo que es TikTok?

-Lo aprendí hace poco, por mis hijos. Pero no lo uso. Yo soy de otro tiempo. Es una distracción muy banal, sin profundizar. La verdad es que hoy en día, nadie profundiza en nada y eso es espantoso. El gran lastre de la política es que se piensa en la inmediatez y se banaliza todo.

-¿Qué le gusta hacer cuando tiene tiempo libre?

-Me encanta el cine, la literatura... Me gusta mucho la música, charlar con mis amigos...

-¿Qué sabe hacer en la cocina?

-Muy pocas cosas. Como máximo, las salsas que van con la pasta.

-¿Dígame una canción?

-Je veux de ZAZ. Pero podría decir muchas, Dar e receber de Katia Guerreiro e Martinho da Vila.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-La felicidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Ángel Mato: «Lo único que me relaja es el mar»