Espasante despide a Visitación Vidal Pumar, de 106 años, la abuela de Ortegal

Esta costurera, viuda desde los 36 años, trabajó duro para sacar adelante a sus hijos


ORTIGUEIRA / LA VOZ

«Nunca pensei que ía chegar a tantos anos», reconocía Visitación Vidal Pumar en febrero del año pasado, cuando aún no había cumplido los 104. Esta vecina de Espasante, la primogénita de una familia de once hermanos, falleció ayer a los 106 y será enterrada esta tarde. Era la abuela de la comarca de Ortegal. «Enfermei de moi noviña e puxéronme a costureira, non é porque o diga eu, pero cosía moi ben», contaba. Su padre era carretero y su marido, Modesto, O Coco de Espasante, zapatero y gaiteiro.

Visita, como la conocían todos, se quedó viuda con 36 años. Antes, a los 23, padeció el horror de la Guerra Civil -«a meu irmán Basilio toucolle ir, pasei desgustos por el»-. Esta mujer amable, de ojos sonrientes, vivía con su hijo Antonio y con su nuera, Pura, que la cuidaban, igual que los nietos, Martina y Adán. Su otro vástago, Orlando, reside en Suiza desde hace más de medio siglo. Visita trabajó duro para sacar adelante a su familia. «Ben deitamos da Gallarda para sobrevivir [...]. Tiñamos aquela vaca e eu facía manteiga e queixos para vender nas feiras, gobernei como puiden, vendía o leite e cambiáballe os ovos por aceite a Generosa, a da taberna», relataba, lúcida y afable, hace año y medio en su casa de Espasante, donde pasó toda su vida. «Teño pasado moitas calamidades», concluía.

Además de coser, Visita tejía, afición que conservaba ya centenaria. Vestía las toquillas que ella misma había calcetado. Y narraba, con naturalidad, cómo tres de sus hermanos rondaban ya los cien años, sin explicación para la longevidad. Visita evocaba los bailes en el salón de Malazo, las fiestas del patrón y las del entroido. Y una sombra teñía su rostro al recordar a su sobrina Maite, a la que había criado y que había fallecido con solo 40 años y un hijo. «Contenta nunca estiven, para min acabou a alegría», comentaba. Su mirada se ha apagado, pero quienes la trataron añorarán siempre su gesto amable y el brillo de sus ojos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Espasante despide a Visitación Vidal Pumar, de 106 años, la abuela de Ortegal