Laura Elena Iglesias: «Había tensión, nervios a flor de piel... Me da mucha pena recordarlo»

Esta antigua trabajadora de Valeo fue una de las que consiguió recolocarse en el grupo Viza


VIGO / LA VOZ

Valeo es una multinacional del automóvil que en el año 2006 decidió deslocalizar su producción. Primero cerró en Ourense y después, en el año 2009, cerró la planta de Vigo. Laura Iglesias fue una de las afortunadas que consiguió recolocarse en el grupo Viza, en donde sigue trabajando. Pero no oculta su tristeza al recordar los momentos de incertidumbre previos al desmantelamiento. «Comenzó a llegar a Vigo gente de las fábricas de Barcelona y de Ourense, que habían cerrado. Nos decían que nosotros íbamos a seguir, pero ya teníamos la mosca detrás de la oreja», cuenta. Cuando se confirmó el cierre, la plantilla, alrededor de 120 trabajadores, se unió en las movilizaciones de protesta. «Sabíamos que la decisión estaba tomada, pero salimos a la calle para luchar contra ese cierre impuesto y para que no se rieran de nosotros», afirma Laura, convencida de que las reivindicaciones, como las que ahora escenifican los trabajadores de Alcoa, sí sirven para algo. «Lo veo desde la distancia y me preocupa. Recuerdo que entre nosotros había gente con muchos problemas. Había tensión, nervios a flor de piel... Lo recuerdo con pena», dice. «Sabes que si quieren cerrar lo van a hacer, pero salir a la calle sirve para que nada de esto quede silenciado, y hacer presión también sirve para conseguir unas mejores condiciones de salida», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Laura Elena Iglesias: «Había tensión, nervios a flor de piel... Me da mucha pena recordarlo»