Un comunista vigués lleva veinte años afiliado al PP sin saberlo

Supo que un familiar lo dio de alta al quejarse por recibir convocatorias. Los continuos mensajes a su móvil de actos de los populares lo hicieron sospechar


vigo / la voz

Militar en dos partidos no es legal en España, pero hacerlo a la vez en uno de izquierdas y otro de derechas no es siquiera imaginable. Sin embargo, eso es lo que le ocurre al vigués Jaime Collazo, que, al menos hasta hoy, comparte militancia en el Partido Comunista de Galicia y en el PP, aunque él asegura no haberlo sabido hasta hace cuatro meses.

Sindicalista activo de CC.OO. desde finales de los setenta, Collazo empezó a recibir mensajes y convocatorias de actos populares en su móvil desde hace unos diez años. «Imagínese cómo me ponía, pero un familiar que milita en el PP siempre me frenaba quitándole importancia diciéndome que eran cosas de publicidad», relata él. Tras romper relaciones con dicho familiar directo -cuyo parentesco prefiere no hacer público-, un nuevo SMS convocándolo a un mitin popular en las autonómicas le hizo ir a la sede de dicho partido en Vigo a quejarse, y allí se enteró de que recibía los mensajes porque es uno de los afiliados de la formación de la gaviota en la ciudad.

Su relato de los hechos da cuenta incluso de un altercado en ese momento con alguien de dicha formación al descubrirse como seguidor oficial de las tesis de Mariano Rajoy. «Ahora lo lamento mucho, no debería haberlo hecho así -dice-, pero lo que sí creí es que en ese momento quedaba automáticamente fuera de sus listados».

Firma imitada

Atando cabos, ha llegado a la conclusión de que fue su familiar el que le afilió a sus espaldas, llevando algún documento suyo e imitando su firma incluso. «No sé por qué lo haría ni cómo, pero lo que sé es que nunca en mi vida se me habría ocurrido hacerme del PP. Soy comunista y de Comisiones desde los 16 años», recalca.

El PP vigués certifica que Collazo fue dado de alta en 1993, que su ficha está firmada y cuenta con el obligatorio aval de otros dos militantes, y que según los ficheros centrales de la formación, sigue figurando como militante. Los populares añaden que es normal tramitar un alta a través de un padre, cónyuge o hijo cuando se conoce a quien hace la intermediación, por lo que circunscriben el caso del militante doble a un problema entre dos familiares.

Hasta ayer, que Collazo reclamó por fax su baja en el PP, dicho partido asegura no haber tenido constancia alguna de la situación del que puede ser circunstancialmente el único comunista y popular de España.

«Eu, Jaime Collazo, declaro non estar afiliado ao PP xamais, polo que todos os datos persoais que vostedes posúen da miña persoa, nunca saíron de min», explica en su carta al PP con la que ayer reclamó formalmente su eliminación del listado de afiliación popular. «Se estou dado de alta ao seu partido, non é a miña vontade, polo que solicito sexa dado de baixa inmediatamente», continúa deseando «saúde e República» junto a su firma como despedida de 20 años de afiliación a su pesar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
92 votos

Un comunista vigués lleva veinte años afiliado al PP sin saberlo