La Xunta necesita 2.100 empleos para tener la plantilla del 2010, y en el conjunto de España hacen falta 51.000

La plantilla de la comunidad autónoma de Galicia en el 2010 era de 88.590 personas y la del 2016 se quedó en 86.499

.

redacción / la voz

La plantilla de la comunidad autónoma de Galicia en el 2010 era de 88.590 personas y la del 2016 se quedó en 86.499. Es decir, la Administración autonómica necesita 2.091 trabajadores más para tener la plantilla de hace siete años. Y el gallego no es un caso único, ya que la crisis ha mermado de forma considerable el funcionariado sanitario y, aunque en algunos sitios se ha ido recuperando en los últimos años, todavía faltan 51.127 empleos para llegar al nivel anterior a la crisis.

Los datos anteriores son una información del Ministerio de Hacienda, que ofrece en su web una evolución de los efectivos de las comunidades por áreas de actividad. Si se sigue ese trazado desde el 2010, antes de que la recesión golpease a España, cinco comunidades han conseguido superar la crisis en lo que a volumen de empleo se refiere. Aragón, Cataluña, Baleares, La Rioja y Euskadi tienen más plantilla seis años después.

El año pasado trabajaron en las Administraciones autonómicas 1.294.765 personas, mientras que en el 2010 lo hacían 1.345.892. Faltan aún 51.127 empleados. Al menos, en el 2016 se produce el primer ascenso en cuatro ejercicios (10.700 empleos), desde el máximo histórico del 2012.

Si se atiende a las cifras totales, únicamente Andalucía y Canarias han tenido un descenso progresivo desde el 2012. Hasta siete autonomías comenzaron la recuperación el año pasado, además de Galicia (Aragón, Navarra, Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Baleares), y cuatro lo lograron en el 2015 para consolidar la mejora en el 2016: Comunidad Valenciana, Cantabria, Cataluña y Extremadura.

La tasa de reposición, clave

Los efectos de la gestión de la crisis, entre ellos el bloqueo de la tasa de reposición, se padecieron en las Administraciones autonómicas con especial intensidad desde el 2012 al 2015, un descenso (muy llamativo del 2012 al 2013, de unos 45.000 empleos) que costará revertir.

Consciente de la situación, el ministerio de Montoro avanzó a los sindicatos que está ultimando una oferta de empleo público que incluirá una tasa de reposición del cien por cien en las áreas más dañadas: sanidad, educación y justicia.

En el 2010, 549.171 personas trabajaban para sus comunidades en la educación no universitaria, una cifra que adelgazó hasta las 539.224 personas en el 2016; la evolución del personal sanitario en ese período es similar: 490.351 trabajadores hace siete años, 480.626 el año pasado.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta necesita 2.100 empleos para tener la plantilla del 2010, y en el conjunto de España hacen falta 51.000