Dos de cada de cada diez conductores gallegos reconocen que tras beber alcohol cogen el coche

Estos datos sitúan a Galicia por debajo de la media nacional, que es de un 25 %


«Un refresco, tu mejor combustible». Este es el lema de la nueva campaña de seguridad vial. En el marco de esta se ha elaborado el estudio «Hábitos de conducción 2018», que recoge que el 25 % de los conductores a nivel nacional reconocen haber cogido el coche tras haber consumido alcohol. Este sitúa a Galicia, con un 21 %, por debajo de la media española. Baleares, con un 34 % es la comunidad con mayor porcentaje, seguida del País Vasco con un 31 % y de Navarra y Murcia, ambas con 29 %. La Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda que el «alcohol y la conducción son incompatibles», al generarse entre el 30 y el 50 % de los accidentes mortales con el consumo de esta sustancia. Pese a estos datos, aseguran que «un importante porcentaje de conductores sigue sin optar por bebidas sin alcohol al ponerse al volante». Del citado 21 % de conductores gallegos que reconocen haber utilizado su vehículo tras la ingesta de alcohol, el 31 % son varones y el 18 % mujeres, según datos trasladados por la administración policial, informa la agencia Europa Press.

Frente al 73 % de la media nacional, el 71 % de los gallegos eligen el coche como opción de viaje. Cuando se trata de largos trayectos, un 9 % afirma no hacer un parón, algo que la DGT ha calificado como «preocupante». Sin embargo, es una cifra que está «bastante por debajo» de la media nacional, que se sitúa en un 14 %. El 77 % de los gallegos afirma no hacer la cantidad de las paradas recomendadas, una cifra idéntica a la media estatal.

Finalmente, al preguntar a los conductores de Galicia por la hora preferida para iniciar sus viajes, la mayor parte -un 67 %- se decanta por salir a primera hora de la mañana. En contraposición, tan solo un 6 % opta por comenzarlo por la noche.

En verano, más peligro

A un mayor número de desplazamientos en meses de verano se une también «un mayor número de accidentes», advierte la DGT. Apunta que la fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal en las carreteras. La pérdida de concentración, el picor en los ojos, la visión borrosa, un parpadeo constante, la necesidad de moverse en el asiento, la deshidratación y la somnolencia son los síntomas manifiestos de esa fatiga. El tiempo de reacción por esta ante obstáculos experimenta un aumento del 89 %. El estudio refleja que el 61 % de los conductores no son conscientes de los riesgos que se provocan a causa de la fatiga. Para evitar su aparición, la DGT ha recordado a los conductores que en largos desplazamientos hay que parar, al menos, cada dos horas, estirarse y aprovechar para beber un refresco, que permite mantener el tono físico y la capacidad de atención. Además, ha recomendado conducir descansado, tras haber dormido un mínimo de siete horas, y evitar viajar después de haber finalizado la jornada laboral, así como viajar de forma cómoda, con el asiento correctamente ajustado y una adecuada altura del volante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos de cada de cada diez conductores gallegos reconocen que tras beber alcohol cogen el coche