Educación no cambiará de instituto a los acosadores del estudiante de Narón

La consellería anunció a los padres que víctima y agresores no coincidirán en el aula


ferrol / la voz

Se mantiene el drama. Educación no va a mover ficha, y un curso más el estudiante de Narón acosado durante los últimos cinco años por un grupo de compañeros de instituto volverá a compartir centro educativo con sus agresores. Así se lo confirmó el jefe territorial de la consellería, Indalecio Cabana, a los padres del menor durante un encuentro mantenido ayer, en el que les anunció, eso sí, que finalmente víctima y acosadores no coincidirán en la misma aula.

Los progenitores asistieron ayer a lo que definieron como una «encerrona», pues al otro lado de la mesa tenían, además de a Cabana, al jefe de Inspección, al inspector del área de Ferrol y a la directora del centro educativo -estos dos últimos recusados por los padres, por entender que son quienes deberían haber tomado las medidas oportunas para proteger a su hijo en el instituto-, además de a un abogado. Una entrevista que los padres califican de «surrealista», pues, según denuncian, durante ella los responsables educativos llegaron a asegurar que desconocen las identidades de los presuntos acosadores y que incluso habían instado a la familia a llevar a los tribunales a esos menores, siempre según la versión trasladada por los progenitores.

En cuanto a las peticiones planteadas por la familia, hubo pocos resultados. Se abrirá el expediente de acoso escolar en el curso 2018-2019, aunque relatan que Educación insiste en exigirles que acrediten que los episodios de acoso se mantuvieron durante el pasado curso -obviando de este modo que la sentencia que condena a la consellería a indemnizar al niño por no haber garantizado su protección recoge que «la situación de hostigamiento persiste»-, y se iniciarán, «si procede, los correspondientes expedientes disciplinarios con las medidas correctoras que correspondan», en caso de registrarse nuevas agresiones.

«No van a mover un dedo»

Paradójicamente, desde la Consellería de Educación, y en contra de lo avanzado días atrás por la dirección del centro, informaron a los padres de que se duplicarán los grupos para evitar que el menor acosado se vea obligado a compartir aula y pupitre con dos de los presuntos agresores que eligieron las mismas asignaturas optativas de cara al curso que arranca el lunes de la próxima semana. En definitiva, tras el encuentro, el padre del menor se muestra convencido de que Educación «no va a mover un dedo» por su hijo.

Desde la Xunta se limitan a confirmar que hubo un encuentro «no que se acordaron unha serie de medidas», sin entrar en modo alguno en ellas. Mientras, la presidenta de la Asociación contra el Acoso Escolar, Encarna García, calificaba lo sucedido como un «chantaje, un acoso y una demostración de fuerza intolerable ante unos padres que tienen una sentencia que los avala».

Quemado este cartucho, la familia espera que sea el juzgado el que intervenga de nuevo y haga cumplir la ley de convivencia escolar, que establece que el interés de la víctima debe primar «sobre cualquier otra consideración» y que su protección «se garantizará mediante medidas cautelares que impidan la amenaza, el control o el contacto entre víctima y causantes del acoso».

La Xunta resultó condenada por no proteger al menor

El juzgado de Ferrol condenaba a la Consellería de Educación a indemnizar con 3.000 euros al estudiante de Narón, de 16 años, por no haber adoptado las medidas precisas para protegerlo de las agresiones, insultos y amenazas que, según recoge la sentencia, sufría a diario, tanto en el centro como en el bus escolar. El joven lleva años a tratamiento psicológico a causa de la situación de hostigamiento sufrida durante un lustro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Educación no cambiará de instituto a los acosadores del estudiante de Narón