El nuevo contrato obliga a los médicos a hacer guardias y no fija un tope de centros a cubrir

El borrador abre la puerta a crear plazas fijas que no estén vinculadas a un solo ambulatorio

El conselleiro Vázquez Almuíña, primero por la derecha, en la semivacía comisión de investigación sobre la sanidad, con los puestos vacíos de la oposición, que rechaza participar
El conselleiro Vázquez Almuíña, primero por la derecha, en la semivacía comisión de investigación sobre la sanidad, con los puestos vacíos de la oposición, que rechaza participar

Santiago / La Voz

Es una buena noticia y así lo ven los médicos, pero todo es mejorable. La Consellería de Sanidade ha presentado a los sindicatos el borrador del nuevo contrato para médicos de familia y pediatras de atención primaria, que permitirá dar estabilidad a los facultativos que encadenan sustituciones en los centros de salud. En principio es solo para estas dos categorías, aunque se recoge la posibilidad de que se extienda a otras, tras negociarlo con las organizaciones sindicales.

Los médicos que se acojan a este contrato trabajarán en dos o más centros de un distrito sanitario, o de forma excepcional solo en uno si así se justifica. Aquí surge una de las primeras dudas de los sindicatos, ya que el texto no recoge un máximo de centros ni acota una distancia geográfica. Los distritos sanitarios en Galicia son 14: 3 en Lugo, 3 en Ourense, 3 en Pontevedra y 5 en la provincia de A Coruña. Otra de las quejas de los representantes de los trabajadores se refiere al octavo punto, ya que estos médicos «realizarán gardas nos puntos de atención continuada do correspondente distrito que lle sexan asignadas». Es decir, lo que para los médicos de familia de los centros de salud es voluntario, para ellos será obligatorio.

Antonio Otero, secretario general del sindicato médico CESM, asegura que esta es una de las alegaciones que formalizarán el lunes. No es la única. Quieren delimitar cómo se van a ofertar estos contratos -en el texto se recoge que se hará a través de las listas en las que están inscritos los médicos para la selección temporal-; dejar clara cuál será su jornada, ya que entienden que no debe superar la de un facultativo ordinario; y aclarar si se podrán crear plazas fijas de distrito, es decir, que impliquen trabajar en más de un centro de salud.

El acuerdo da estabilidad durante un año, prorrogable a tres, a los médicos que habitualmente encadenan sustituciones con contratos de días o semanas. Si se constata que durante dos años la prestación de servicios se extiende durante 12 o más meses el Sergas valorará crear una plaza estructural, es decir, un puesto fijo, «a nivel de distrito o de los centros para la cobertura de las necesidades que se consideren». Sanidade dice que en la próxima reunión pueden cambiar cosas, y esta es una de las que pedirán aclarar los sindicatos.

José Luis Jiménez, presidente de los colegios médicos de Galicia, que fueron los que impulsaron este contrato, valora de forma positiva el texto, pese a que este último punto «tiene que ser corregido o aclarado».

Salario

El salario de estos profesionales será el de su categoría, y el complemento fijo de productividad se les abonará en función de la media del complemento en los centros en los que trabajen. Los sindicatos piden que también se les abone la parte variable de este plus. Otra característica de este contrato es que para definir cada uno de ellos se tendrán en cuenta las sustituciones que fue necesario hacer el año anterior en ausencias inferiores a 15 días, es decir, que en teoría cubrirán bajas de un máximo de 15 días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El nuevo contrato obliga a los médicos a hacer guardias y no fija un tope de centros a cubrir