Los talleres gallegos hacen su agosto en enero: «O frío tráenos traballo»

Choques leves, fallos en el motor y ajustes para el invierno, las mayores demandas

«No es este el momento con más golpes de chapa», dice Adolfo Campos, director de la Fundación Inade (Instituto Atlántico del Seguro). Pese a lo que pudiera parecer ante los problemas que causan las heladas de estos días en las carreteras, las compañías de seguros no tienen estas fechas en rojo en sus calendarios, sino que identifican marzo, mayo y junio como los meses con más siniestralidad de chapa y pintura, la que más trabajo da a los talleres.

Sin embargo, la actividad en los talleres de reparación de vehículos se dispara en estas fechas por muchos motivos. En primer lugar, porque aumenta el número de desplazamientos en coche en estos primeros días del año, sobre todo en las ciudades. Y en segundo, porque si no es el hielo es la lluvia, y si no, la falta de visibilidad, los que causan problemas. En esta época del año todo es más complicado para el tráfico. Y hay un tercer aspecto: muchos conductores deciden hacer una revisión general a sus coches para afrontar el invierno.

«Notar, nótase máis traballo polos golpes de chapa debido as xeadas. Pero ademais aquí en Lugo tamén hai bastantes problemas de visibilidade por culpa da néboa», asegura el responsable de Talleres Miki Sánchez, en el polígono lucense de O Ceao. «O frío tráenos traballo», asegura antes de añadir que en estas fechas «hai moita xente que cambia os neumáticos e ven facer as revisións de cara ao inverno».

«Más que por placas de hielo, en estos días se nota que hay más golpes de chapa debido al aumento de circulación, sobre todo en las ciudades», advierte Enrique Fontán, presidente de Atra, la asociación de talleres de la provincia de Pontevedra. Es en el entorno urbano donde se registran más accidentes de ese tipo. En el 2017 hubo en Galicia más de 115.000 golpes de chapa, y la mayoría tuvieron las ciudades como escenario. Fontán apunta otro dato más conocido en Galicia: «Se suele notar un aumento de los coches que van al taller con daños de chapa cuando llueve, porque disminuye la visibilidad y hay más golpes leves».

«El hielo es el mayor enemigo en la carretera porque el coche pierde totalmente la dirección», apunta Belén Cao, gerente de la asociación provincial de talleres de A Coruña (Aptcor). Cao cree que sí hay un aumento de golpes en estos días, pero lo achaca a que hay coches que «circulan con los neumáticos en mal estado». La gerente de los talleres coruñeses ve «muy necesario renovar los neumáticos, sobre todo para garantizar la frenada». Y añade que «mucha gente revisa sus vehículos para afrontar los peores meses del invierno».

«También es un momento en el que la gente cambia los neumáticos. Y cada vez se venden más los de invierno», revela Manel Da Silva, jefe de servicio posventa de Gándara Motor, concesionario y servicio oficial de Volkswagen-Audi en Ferrol.

 Fallos de encendido

Neumáticos y problemas de motor en estos días de mucho frío. Lo explica Carlos González, del taller Alineación Electrónica SL, situado en el centro comercial Alcampo de A Coruña: «Con este frío hai moitos problemas de encendido nos coches, e tamén fallos nas baterías e nos quentadores dos motores diésel».

Los lunes y los viernes son los días con más golpes de chapa en las ciudades gallegas

Los lunes y los viernes son los días en los que se producen más golpes de chapa en Galicia. La mayoría de esos golpes leves tienen como escenario las ciudades. Los datos de la patronal del seguro, Unespa, referidos al año 2017 indican que en Galicia se produjeron más de 115.000 accidentes de ese tipo, en la mayoría de los casos debidos a despistes de los conductores.

Son accidentes leves, casi siempre sin heridos, y son eminentemente urbanos. De hecho, muchos de esos siniestros ocurren en rotondas y en cruces de calles. Es de esperar que cuando se conozca el balance del 2018 haya un repunte en la estadística de este tipo de siniestralidad. Ha sido un buen año desde el punto de vista económico, y eso significa un mayor número de desplazamientos y, por lo tanto, de colisiones leves.

Aunque los lunes y los viernes son los días de más golpes de chapa y pintura, lo cierto es que hay incidentes de este tipo todos los días de la semana, incluso los domingos, que es cuando se produce un descenso más acusado de este tipo de accidentes.

Como ya apuntaron varios de los profesionales consultados, la siniestralidad en esta época del año tiene mucho que ver con los problemas de visibilidad causados por las lluvias y por las niebla, que suelen originar golpes principalmente con daños materiales.

 

Votación
7 votos
Comentarios

Los talleres gallegos hacen su agosto en enero: «O frío tráenos traballo»