Educación convoca 2.064 plazas para profesores, la cifra más alta desde el 2007

Ofrece plazas en 35 especialidades, y por primera vez habrá Portugués en enseñanza secundaria

Imagen de una de las oposiciones de profesores del año pasado, en Ourense
Imagen de una de las oposiciones de profesores del año pasado, en Ourense

Santiago / La Voz

Es momento de hincar los codos. El empleo público trata de resarcir los años de crisis en los que dejaron de cubrirse miles de plazas vacantes y ahora vuelven las convocatorias de oposiciones. Una de las más esperadas es la de educación, y este año el número de plazas ofertado será el más alto del decenio. En concreto, desde el año 2007. La Consellería de Educación ha presentado una OPE de 2.064 plazas en 35 especialidades diferentes. Una de ellas, Portugués, se convoca por primera vez en el cuerpo de profesorado de enseñanza secundaria para cumplir así con la Lei Paz Andrade de aproveitamento da lingua portuguesa e vínculos coa lusofonía. No obstante serán solo cuatro plazas, la cifra más pequeña de todas las especialidades.

Los maestros tendrán 770 plazas repartidas en ocho áreas. Primaria (180), Infantil (135), Pedagogía Terapéutica (125) y Audición y Lenguaje (100) son las que superan el centenar. En Francés serán 70; 65 en Inglés; 55 en Música, y 40 en Educación Física. Los profesores de educación secundaria contarán con 834 plazas de acceso libre y 276 de promoción interna. Dentro de esta categoría hay una materia especialmente reforzada desde hace años, Matemáticas, que tendrá 120 plazas de acceso y libre y 40 de promoción interna. Educación convoca otras 138 para docentes de FP; 30 de Inglés para escuelas oficiales de idiomas, y 16 para profesores de música y artes escénicas en dos especialidades, Piano (8) y Lenguaje Musical (8).

Xosé Manuel Pinal, director xeral de Centros e Recursos Humanos de la consellería, aseguró antes de negociar esta propuesta con los sindicatos que es incluso más amplia que las cifras que se manejaban en un primer momento (se hablaba de unas 200 plazas menos) y que el objetivo de una convocatoria de más de dos mil puestos es reducir la interinidad en este colectivo, pese a que ya es la más baja del Estado. Las oposiciones se harán como todos los años, a finales del mes de junio, mientras que la convocatoria oficial se publicará en el primer trimestre del año.

Desde 1995, hace 24 años, solo hubo un año en el que se superó esta oferta de empleo. Fue en el 2007, con el bipartito, cuando se convocaron 3.125 plazas para docentes. Pero a partir del 2009 la situación cambió de forma drástica, y sobre todo entre el 2011 y el 2014. En cuatro convocatorias solo se ofertaron 585 plazas en un cuatrienio, y entre todas las especialidades. En el 2012 directamente ya no hubo oposiciones. Pinal destacó también que 35 especialidades tendrán plazas ofertadas, y la novedad de Portugués en la enseñanza secundaria.

Este es el retrato robot del opositor perfecto ¿Conoces la biblioteca mejor que tu propia casa? ¿Tienes estuches llenos de fluorescentes? ¿Llevas meses sin pisar una discoteca? ¿ojeas el calendario todos los días? Tienes el síndrome del opositor

Más de 1.100 jubilaciones

El número de plazas responde a un cálculo sencillo. Por un lado, la tasa de reposición, que en el caso de fijarse en un 100 %, lo único que conseguirá es que no se pierda estabilidad, es decir, que se mantenga el porcentaje de profesionales con plaza fija; y por otro, las destinadas a estabilizar personal, que convierten un puesto eventual en fijo.

La tasa de reposición es de 1.122 plazas, de las que la mayoría surgen de las jubilaciones. En el 2018 fueron 1.133, a las que hay que sumar 27 fallecimientos, pero en el saldo global hay que restar los resultados del concurso de traslados y el reingreso de personas sin plaza reservada, con lo que se han fijado 1.122 plazas de tasa de reposición. A ellas hay que sumar 666 para estabilizar a temporales y otras 276 de promoción interna, lo que alcanza el total de 2.064 plazas.

La cifra teórica de 2.064 plazas no acaba siendo real. Porque en algunas especialidades, como ocurrió en las oposiciones del 2018, no se cubren todas las vacantes al no aprobar el número suficiente de opositores. Y no solo por eso. Las vacantes de promoción interna, este año 276, se quedan libres en muchas ocasiones porque no hay candidatos suficientes. En la OPE anterior, recuerda la CIG-Ensino, esto pasó en el 92 % de las ofertadas por esta vía.

Los sindicatos ven bien la oferta, pero dicen que no es real porque habrá vacantes

Una cifra amplia, pero no tan generosa como parece. Es una de las críticas a la oferta de la Consellería de Educación por parte de los sindicatos, que también lamentan que, como ocurre cada año, se les presente una convocatoria cerrada, sin margen para la negociación. Para la Federación de Ensino de CC.??OO., la oferta es positiva y «froito do acordo de emprego asinado», pero aun así el número de plazas y especialidades es insuficiente si se quiere alcanzar la tasa de temporalidad del 5 % que se ha firmado en este acuerdo.

Similar es la opinión de FETE-UGT, que destaca la importancia del acuerdo firmado por estas organizaciones para reducir la inestabilidad en la educación, y que ha permitido que se eleve la cifra inicialmente anunciada por el presidente de la Xunta.

El sindicato educativo ANPE admite que la convocatoria anunciada por la consellería incluye «un número importante de prazas». Pero coincide en que el cupo de promoción interna debe ajustarse a la realidad, porque esas 276 vacantes previstas no se cubrirán, como ocurrió el año pasado. Falta además que se recupere el profesorado que había antes de la crisis, 1.500 docentes más, y que el concurso oposición sea «real», ya que solo se valora la fase de concurso cuando el opositor aprueba. Finalmente, ANPE considera imprescindible que todos los miembros de los tribunales sean nombrados por sorteo y que haya criterios comunes por especialidad.

Suso Bermello, secretario nacional de CIG-Ensino, admite su disconformidad «coa forma e co fondo». En cuanto a la forma, por no haber negociación y porque la Xunta se niega a entregarles un estudio con el análisis de las jubilaciones en los próximos años, y respecto al fondo, porque lo de oferta histórica «é unha farsa». Bermello se refiere a las plazas de promoción interna, que no se cubrirán en su mayoría, y recuerda que los presupuestos del 2019 incluyen una partida inferior a la del 2018 en el capítulo de personal docente. El sindicato pide también mejoras en el desarrollo del proceso, reduciendo el número de aspirantes por tribunal o asegurando el anonimato en la primera prueba, y destacan un dato positivo: la oferta de plazas de Portugués. 

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
18 votos
Comentarios

Educación convoca 2.064 plazas para profesores, la cifra más alta desde el 2007