En Marea y los escindidos, separados en el Parlamento gallego por un muro de pladur

La ruptura de En Marea ha obligado a buscar un nuevo despacho en el Parlamento para el Grupo Mixto. Se hará dividiendo el actual en dos


santiago / la voz

Cuando la diputada ourensana Carmen Iglesias, autoproclamada «la roja de siempre», abandonó la coalición de AGE en la legislatura pasada y precipitó la creación del Grupo Mixto, al Parlamento gallego le surgió un problema. ¿Dónde ubicarla? El espacio no abundaba, pero como solo era una persona le habilitaron una salita auxiliar utilizada por los ujieres.

La ruptura de En Marea tiene alguna complicación añadida. En el Grupo Mixto habría que ubicar no a uno, sino a cuatro diputados, así como a sus asistentes y colaboradores. La papeleta no se puede resolver habilitando una sala auxiliar o remodelando el cuarto de las escobas. Es necesario un espacio más amplio, así que la Mesa del Parlamento cree haber dado con la solución, que consiste en parcelar con paredes de pladur las dependencias de En Marea como quien levanta un muro de Berlín para dividir las dos Alemanias.

En su día, En Marea exhibió el músculo de los 14 diputados obtenidos en el 2016 para desahuciar al BNG, con solo seis escaños, de las oficinas que había ocupado durante dos décadas. En Marea, o mejor dicho las dos facciones surgidas de la ruptura, seguirán ocupando el mismo espacio, un dúplex, pero divididos por un muro de pladur. Cada uno tendrá su propia entrada para evitar los tropiezos. La idea está en marcha y las obras arrancarán con las vacaciones parlamentarias del período estival.

El grupo de En Marea elige dividido a su representante en el Senado

Domingos Sampedro

El BNG y los cuatro diputados villaristas evitaron respaldar a José Manuel Sande como senador autonómico

Jesús Vázquez y Elena Muñoz, por parte del PP, y José Manuel Sande, vinculado a Marea Atlántica. Estos son los tres senadores por designación autonómica elegidos este martes por el Parlamento de Galicia en un pleno marcado por la ruptura producida en el seno del grupo En Marea, pues dos de sus diputados no participaron en la votación y otros dos depositaron un voto en blanco en vez de respaldar al exconcejal de A Coruña.

Los tres senadores autonómicos salieron elegidos por 62 votos a favor, lo que significa que tanto el PP como el PSdeG y los diez diputados críticos de En Marea se pronunciaron en el mismo sentido, marcando las tres casillas de la papeleta en la que figuraban los nombres de los tres aspirantes al Senado. También se registraron ocho votos en blanco, entre los que se incluyen los seis del BNG y dos de En Marea, que se corresponderían con en los diputados Luís Villares y Pancho Casal. Otros dos diputados villaristas de En Marea, Paula Vázquez Verao y Davide Rodríguez, ni siquiera participaron en la votación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En Marea y los escindidos, separados en el Parlamento gallego por un muro de pladur