La consellería permite llamar a interinos para sustituir a los profesores exentos de dar clase en el aula este curso

Los docentes afectados, con hijos menores de 13 años o mayores dependientes, trabajarán desde casa y sus sustitutos atenderán a los alumnos en el instituto

Desinfección de un salón de actos de un centro educativo
Desinfección de un salón de actos de un centro educativo

Redacción / La Voz

La Consellería de Educación permitirá echar mano de la lista de interinos para atender las clases de segundo de bachillerato y FP cuando los profesores estén exentos de asistir al aula en lo que queda de curso. Claro que antes los directores tienen que movilizar al resto de docentes del mismo departamento afectado e, incluso, de todo el instituto. Solo cuando esos grupos fallen, o no lleguen, se podrán solicitar un sustituto. Mientras, el profesor afectado seguirá dando clase desde casa, como hasta ahora; así pues, las labores del interino serán de acompañamiento, ayuda y control, no impartirá la docencia al grupo. En concreto, la norma emitida hoy por Educación tras la reunión del Comité Intercentros de Seguridade e Saúde Laboral indica:  «Cando existan razóns de ausencia de profesorado, derivada da súa condición de vulnerabilidade ou de conciliación, que impidan a docencia presencial, a dirección do centro poderá solicitar a presencia de calquera profesor con destino nese centro para atender as necesidades do alumnado. Unha vez esgotadas as posibilidades de dar cobertura as necesidades de atención con profesorado do propio centro, poderá solicitar a designación  dun substituto». Fuentes de la consellería aclararon más tarde que el profesor titular tiene que seguir dando la clase desde su casa, tal y como ha hecho desde el 13 de marzo.

¿Y qué docentes pueden quedar exentos? Podrdán solicitar esa dispensa de acudir al centro educativo el personal con menores de 13 años (en el documento inicial eran menores de 12) o con mayores dependientes. Según aclara la Xunta, se considera que tienen a su cargo mayores dependientes aquellos que tengan concedida por este motivo «unha comisión de servizos por motivos de saúde e as que teñan o cónxuxe, parella de feito ou dunha persoa familiar de primeira grao de consanguinidade ou afinidade, cun grao de discapacidade recoñecido de polo menos o 65 %».

En el Comité Intercentros de Seguridade e Saúde Laboral se acordó también que es posible adaptar el horario de clases a las necesidades de seguridad del personal y alumnos, una flexibilidad necesaria en una situación tan atípica como esta. 

También se introdujeron normas específicas para el alumnado con necesidades de apoyo educativo (NEE). En ese caso, serán los departamentos de Orientación los que, a partir del informe médico, determinarán las condiciones de este alumnado y qué medidas deben aplicarse en su caso.

Finalmente, también se decidió que los inspectores vuelvan al trabajo presencial.

Desde el principal sindicato de la escuela pública, la CIG, la medida se califica de «pequeno avance», pero lejos de la idea del colectivo de mantener cerrados los centros: «A idea de suplir o profesorado que estea dispensado de acudir “tirando de afíns ou de compañeiros/as que imparten noutros niveis” non garante a correcta atención do alumnado», por lo que se pide que «dea marcha atrás na reapertura e se manteña a teleformación ou, cando menos como mal menor, se contrate todo o profesorado substituto necesario para dar resposta ás demandas dos centros a partir da vindeira semana».

Docentes con hijos pequeños o de grupo de riesgo pueden trabajar desde casa este curso

Sara Carreira
Preparación del Instituto Montecelo en Pontevedra para la vuelta de los alumnos despues de la crisis del coronavirus
Preparación del Instituto Montecelo en Pontevedra para la vuelta de los alumnos despues de la crisis del coronavirus

Los profesores vulnerables solo volverán a las aulas si la inspección médica así lo indica; la Xunta se encargará de la compra de mascarillas en los centros

La reunión de la mesa sectorial de Educación —entre responsables de la consellería y de los cuatro principales sindicatos (ANPE, CIG, CC.OO. y  UXT— se cerró esta tarde con un acuerdo importante: los profesores con hijos pequeños, dependientes a su cargo o de grupos de riesgo no tendrán que volver el lunes al instituto. Era la preocupación unánime de los representantes de los trabajadores, que han mostrado cierta satisfacción por la decisión final de la Xunta.

Estos tres grandes grupos tienen situaciones ligeramente diferentes. Por una parte, los docentes con hijos de 12 años o menos años, o familiares de cualquier edad que sean dependientes podrán seguir atendiendo a sus alumnos desde casa en lo que resta de curso; hay que recordar que los profesores no dejaron de trabajar ningún día desde que se suspendieran las clases presenciales el 13 de marzo.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos
Comentarios

La consellería permite llamar a interinos para sustituir a los profesores exentos de dar clase en el aula este curso