Nueva selectividad: entrada por colegios, mascarilla obligatoria y mochila cerca del alumno

La CIUG aumenta el número de sedes para hacer la prueba y moviliza a los profesores de los centros educativos para organizar un examen para 11.000 estudiantes

Este año no habrá mochilas amontonadas en los exámenes de selectividad
Este año no habrá mochilas amontonadas en los exámenes de selectividad

Redacción / La Voz

La CIUG -la Comisión interuniversitaria de Galicia que diseña, organiza y corrige la ABAU (selectividad)- acaba de publicar las indicaciones para el desarrollo de la selectividad en el contexto del covid-19, que se celebra los días 7, 8 y 9 de julio. Se suman a las indicaciones tradicionales de la prueba y, entre ellas, destacan cuatro: el acceso a los centros será escalonado en función del colegio o instituto del que se procede; será obligatorio en todo momento el uso de mascarillas; las mochilas quedarán cerca de cada alumno, no se acumularán en las entradas del aula; y al terminar el examen hay que abandonar el centro.

CUESTIONES PREVIAS

Solo los que van a la fase general. Los alumnos deben presentarse a las nueve, pero solo los que van a la fase general. Quienes únicamente acudan a las materias voluntarias, deben comprobar con antelación que la matrícula es correcta y no necesitan ir antes de que sea la hora de su examen.

Reunión con los centros educativos. La víspera del examen, el lunes día 6, se formarán las comisiones delegadas en cada sede y los presidentes se reunirán con los representantes de los centros de secundaria para organizar con antelación las entradas y salidas de los alumnos.

Uso obligatorio de mascarillas. Estudiantes y profesores deberán llevar en todo momento puesta la mascarilla, especialmente a la entrada y salida de edificios y aulas. Dentro de ellas también es obligatorio, porque no se puede garantizar que en todas los alumnos estén separados dos metros unos de otros (el tamaño de los pupitres determinará este punto).

Más frecuencia de autobuses. Como los campus suelen estar a las afueras de las ciudades, los servicios municipales de transporte tienen que habilitar más autobuses y frecuencias para poder absorber la demanda de ese día.

Vigo usará pabellones vinculados a institutos. La UVigo opta por esta modalidad para evitar la llegada masiva de estudiantes al campus vigués, y aunque todavía no está la lista de centros, son mayoritariamente de municipios más o menos alejados de la ciudad de referencia.

ACCESO AL CENTRO

Ordenado. Los miembros de la comisión delegada se encargarán de que las entradas y salidas sean ordenadas, con los alumnos en fila, usando mascarilla y manteniendo siempre que sea posible la distancia de dos metros. Si el centro tiene más de un acceso, se organizará el movimiento de alumnos con ayuda de los representantes de colegios e institutos. En el caso de pabellones, habrá circuitos de entrada y salida.

ACCESO AL AULA

Siempre por las escaleras. El ascensor, si lo hubiera, queda para las personas con movilidad reducida.

Identificación con los profesores de los centros. En la puerta del aula los alumnos esperarán en fila y serán llamados de viva voz para la entrega de las etiquetas y el acceso al aula. Para evitar que manipulen las máscaras, serán identificados con ayuda de los representantes de sus centros.

Llevar el DNI. Como siempre, se recuerda que el alumno debe llevar a todos los exámenes el DNI (o similar), resguardo de matrícula, justificante del pago y bolígrafo (de tinta indeleble azul o negra). Este año hay que sumar obligatoriamente la mascarilla. Puede tener también gel hidroalcohólico (recomendable), pañuelos de papel y bebida sin etiquetado. Si se queda a comer en la zona, y teniendo en cuenta que no se abrirán las cantinas, es conveniente que lleve comida.

Móvil en la mochila. El alumno no puede acceder con móvil, reloj digital o un dispositivo electrónico activado, pero sí los puede llevar apagados en la mochila.

EN EL AULA

Mascarillas de repuesto. Aunque todos los alumnos deben acudir con mascarilla, en las aulas habrá algunas de repuesto para cualquier eventualidad, así como bolígrafos y otro material extra. Se evitará pedir a otro estudiante un bolígrafo o lápiz.

Pantallas, no. Las pantallas no están autorizadas.

Máximo de 50 alumnos. Solo en pabellones o determinadas aulas de grandes dimensiones se llegará a esta cifra de alumnos en una clase.

Un vigilante por aula. En las aulas con menos de 40 alumnos habrá un vigilante; en las de más, al menos serán dos. Además de estos docentes habrá varios volantes, que estarán moviéndose por las clases de cada facultad o centro de examen.

La mochila, cerca del alumno. Por motivos de higiene no se acumularán las mochilas en una esquina del aula. Cada estudiante pondrá la suya cerca, en una silla o pupitre, según se indique en cada caso. Obviamente, está prohibido tocar la mochila durante el desarrollo del examen.

Tres asientos libres e intercalados. La separación entre alumnos será de tres asientos libres e intercalados en las filas, para respetar al máximo la distancia de seguridad. Se prevé que las aulas queden a un cuarto de su capacidad.

Orejas despejadas. Como viene siendo habitual, el pelo o las gorras no pueden tapar las orejas, para que los profesores comprueben fácilmente el estudiante no lleva ningún auricular o dispositivo similar.

Reparto de exámenes. Los vocales se encargarán del reparto y recogida de exámenes, y aunque no necesitan llevar guantes, si quieren pueden hacerlo.

30 minutos en el aula. Es el tiempo mínimo obligatorio de permanencia en el aula, aunque se entregue el examen en blanco. Este se le dará al vocal respetando la distancia interpersonal. Una vez entregado, el alumno se marchará del centro, no se puede quedar por los pasillos (para evitar aglomeraciones).

Reloj visible. En las aulas habrá relojes y los vocales informarán periódicamente del transcurso de la prueba.

SI HAY UN CASO

Aislamiento inmediato. Si un alumno o profesor desarrolla síntomas compatibles con el coronavirus, será aislado en un espacio ya previsto, que pueda ser aireado y que tenga una papelera con bolsa y pedal, así como pañuelos de papel. Si tiene problemas respiratorios serios se llamará al 112; si no, se avisará a su centro de salud (si es un alumno se avisará a la familia para que lo haga).

Los alumnos aislados. Los alumnos que estén en cuarentena debidamente certificada no pueden ir al examen; lo harán en septiembre, aunque serán considerados estudiantes de julio a la hora de valorar sus notas.

La selectividad en la desescalada: hasta el triple de aulas, más vigilantes, y con la posibilidad de mascarillas

Sara Carreira

La CIUG calcula que necesitará más recintos para la prueba de este año y analizan desde las necesidades de transporte hasta qué pasará si a los pocos días alguien da positivo en covid-19

Primero fueron las fechas (7, 8 y 9 de julio). Después, los modelos de examen, simplificados. Y ahora llega el turno de la logística. Confirmado por el Gobierno en el plan de desescalada que habrá selectividad sí o sí, queda por saber cómo se organizará pese a la pandemia. La Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) encara desde hace varias semanas un proyecto tan complicado como es un examen único y sincrónico para 11.000 estudiantes de toda Galicia manteniendo en todo momento las normas actuales de seguridad, pero con opción a que sean más o menos estrictas. Celso Rodríguez —representante de la USC en la CIUG, que diseña y organiza la prueba— es el encargado de supervisar todas las decisiones. «Ya tenemos una versión 1, y ahora estamos preparando una segunda con más exigencias», dice.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Nueva selectividad: entrada por colegios, mascarilla obligatoria y mochila cerca del alumno