Cae el primer gran alijo de coca del 2021 en Galicia: más de 2.000 kilos en un barco nodriza

El buque fue hundido por la tripulación al detectar la presencia de la Armada española; no hubo ahogados ni heridos entre los tripulantes, algunos turcos; el alijo, aún sin pesar, está previsto que llegue mañana a Ferrol

Imagen de archivo de un alijo decomisado en las Rías Baixas en el 2020.
Imagen de archivo de un alijo decomisado en las Rías Baixas en el 2020.

Vigo

El primer gran alijo de cocaína del año vinculado a Galicia ha caído en las últimas horas en el océano Atlántico a manos de las autoridades españolas. Un barco de la Armada salió a su encuentro en los últimos días con agentes de la Guardia Civil, del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributara y de la Policía Nacional, cuya información -facilitada por una agencia extranjera- fue clave para darle caza en algún punto que no ha trascendido al norte de A Mariña.

Sí se sabe que el barco que transportaba la cocaína era un buque mercante y acabó en el fondo del mar después de que alguien, entre los tripulantes, activase los grifos de fondo para hundirlo y evitar que el millonario porte acabase en manos de sus captores. Una consigna frecuente en algunas organizaciones dispuestas a todo con tal de que la mercancía sea confiscada. Aún así, las autoridades españoles fueron capaces de rescatar a todos los tripulantes del agua, en situaciones extremas y que habrían acabado con sus vidas, ya sea ahogados o de hipotermia.

Las primeras informaciones señalan que la situación se solventó con profesionalidad, dado el escenario flotante en el que actuaban. Por ahora se desconoce el número de detenidos, que son todos los tripulantes y algunos de nacionalidad turca. Tampoco se puede hablar de una cantidad de cocaína exacta requisada, la primera estimación situaría por encima de los 2.000 kilos el peso de los fardos que se recuperaron en alta mar, aunque no se descarta que el porte fuese mayor, entre 3.000 y 4.000 kilos, y que la diferencia acabase en el fondo del mar con el buque.

La embarcación de la Armada ya está de regreso a Galicia y se espera que mañana, si el tiempo lo permite, llegue a Ferrol para proseguir con la investigación, dirigida por la Audiencia Nacional y repartida por el Ministerio del Interior entre los tres cuerpos policiales.

Fuentes de la Armada confirman que el buque que intervino, a petición del Ministerio de Interior, es el patrullero de altura Serviola (P-71), con base en Ferrol, cuyo comandante es el capitán de corbeta Joaquín Pita da Veiga Subirats desde finales de enero

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Cae el primer gran alijo de coca del 2021 en Galicia: más de 2.000 kilos en un barco nodriza