Jozabed Sánchez: «Me viene bien este tipo de fútbol»

El sevillano está ilusionado ante la nueva temporada y cree que el Celta no debe ponerse límites

.

Jozabed Sánchez (Mairena del Alcor, Sevilla, 1991) vive su primer verano con el Celta. Su sueño de regresar a España y defender el escudo celeste se ha cumplido y el centrocampista afronta con ilusión una temporada en la que quiere que su equipo llegue lo más lejos posible. El centrocampista cree que su fútbol encaja en la propuesta de Unzué y destaca la ventaja que supone para la plantilla que se hayan registrado pocos cambios en el vestuario.

-El Celta va por la tercera semana de pretemporada, aunque para usted ya es la cuarta. ¿Lo de tener que ir con el Fulham ha tenido algo positivo?

-Me ha venido bien, no lo puedo negar. Estuvimos una semana entera corriendo, no tocamos nada de balón, así que algo bueno me tenía que traer [risas].

-Ha pasado de hacer carrera a pasarse el día encima de la pelota.

-Sí, es completamente distinta la forma de preparar los jugadores de este cuerpo técnico, y nosotros encantados de que se haga a través del balón. Creo que igualmente consigues poner a los jugadores en el nivel óptimo.

-¿Llegó a disfrutar de las vacaciones de verano o el no saber si el Celta lo compraría le impidió estar tranquilo?

-Estuve con cierta tranquilidad al principio del verano. El Celta me transmitió su idea de querer comprarme y al principio estuve relajado. Mi idea era ya no ir a Londres, sobre todo porque las negociaciones estaban bastante encaminadas, pero todo se complicó y tuve que regresar. Ahí sí empecé a impacientarme un poco; duró una semana más, pero al final estoy contento.

-El año pasado llegó en enero, esta vez empieza al mismo tiempo que el resto. ¿Cambia mucho su escenario?

-Yo tengo que seguir trabajando igual que cuando llegué, con la misma ilusión. Ahora tenemos un cuerpo técnico nuevo y la gran mayoría no hemos coincidido con ellos, son nuevas propuestas de fútbol, nuevos conceptos que hay que coger y todos empezamos desde cero para intentar con nuestro trabajo ganarnos su confianza.

-¿Cómo cree que encaja en el modelo de fútbol de Unzué?

-A mí siempre me ha venido bien ese tipo de fútbol que intentamos armar a través de la pelota, de juego combinativo, empezando las jugadas desde atrás y asociándonos, y creo que me puede venir bien. Es cierto que no es fácil hacer todo ese tipo de cosas porque delante hay un rival que intenta dificultártelas y salir desde atrás jugando puede hacer que corras riesgos, pero asumimos que esa es nuestra forma de jugar y espero seguir adaptándome bien, cogiendo todo lo que el entrenador quiere.

-¿Considera que incluso puede encajar mejor que en el Celta del Toto?

-Con Berizzo intentábamos jugar desde atrás. Ahora también lo vamos a hacer, en ese sentido cambia poco. Cada maestrillo tiene su librillo y aunque sean formas de jugar parecidas con balón, no son idénticas, en el tema del juego sin balón sí que es un cambio significativo porque con Berizzo jugábamos más con el marcaje al hombre y este año hay un gran cambio que es un poco más le presión en bloque, no individual.

-¿Es fácil adaptarse al nuevo modelo?

-No es fácil, pero todos vemos fútbol, sabemos de dónde viene y cómo lo ha hecho este cuerpo técnico en el Barça estos años. Yo veo mucho fútbol y en ese sentido me suena todo bastante. Es verdad que cambia mucho lo de verlo desde el sofá de tu casa y el hacerlo.

-¿Detecta similitudes, al menos en intenciones, entre el Celta que quiere Unzué y el Barça de Luis Enrique?

-No lo sé, creo que intentará implantar la misma forma de jugar, la misma metodología, luego, los jugadores son totalmente distintos los de un equipo a los de otros. Y en fútbol aunque tengas una idea concreta de juego, dependiendo de los futbolistas que tengas podrás hacer una cosa u otra. Es verdad que todos vamos a partir de la misma idea de juego y esperemos que se parezca lo máximo posible a lo que el entrenador busca de nosotros.

-¿Qué le sugiere la plantilla?

-Es una plantilla en la que prácticamente somos los mismos. Ha habido pocos cambios y eso es bueno, nos conocemos, nos llevamos bien entre nosotros, nos entendemos bien en el terreno de juego y si hubiese muchos fichajes, necesitaríamos un tiempo de adaptación que en este caso no hace tanta falta.

-¿Cuál debe ser el objetivo de la temporada?

-Objetivo no nos hemos marcado. Tiene que ser quedar lo más arriba, por supuesto no nos ponemos límites, hay que ser ambiciosos y aspirar a lo máximo posible. No voy a negar que sería muy bonito poder meternos este año otra vez en competición europea, pero tampoco nos ponemos ese límite de UEFA. A día de hoy, por pedir que no sea.

-La campaña pasada el Celta se ganó el respeto del fútbol continental con su gran temporada en Europa. ¿Cree que eso hará que los rivales vean al equipo de otra forma este curso?

-Puede ser, cada rival tiene una forma muy peculiar de jugar, es vedad que hay entrenadores que varían de la forma de jugar dependiendo del rival, y otros que no, que siempre hacen el mismo tipo de juego. Es verdad que nosotros el año pasado nos ganamos un prestigio en el fútbol, no solo a nivel nacional, sino europeo, eso nos lo hemos ganado con nuestro trabajo y hay que estar orgullosos.

-¿Cuál es el reto personal que se plantea este curso?

-Tampoco me he parado a pensar mucho en eso. Como todo jugador, quiero seguir creciendo y el camino más corto para hacerlo es tener oportunidades, tener minutos, afianzarse dentro del once que elija el míster. Pero no me he parado a pensar porque lo más importante siempre va a ser el beneficio colectivo antes que el individual.

-¿Este año veremos a Jozabed mirando más a portería?

-¡Ojalá que sí! Llegando desde segunda línea siempre se me ha dado bien, todos los años he hecho mis goles y esta temporada espero seguir aportando tantos al equipo, sobre todo que sean goles que sirvan para algo.

Votación
2 votos
Comentarios

Jozabed Sánchez: «Me viene bien este tipo de fútbol»