Vigo

Buenas sensaciones y un empate en el segundo partido del Celta en su minigira inglesa. El Burnley, equipo de la clase media de la Premier, se adelantó en el marcador pero salvo en los minutos iniciales siempre fue a remolque del grupo de Unzué. Jozabed marcó dos golazos antes del descanso para empatar por la vía rápida y en el segundo tiempo, pese al dominio vigués, fueron los locales los que establecieron la igualada definitiva para repetir el mismo resultado del amistoso que ambos equipos disputaron en el 2014.

De menos a más. El Celta, con un once muy aseado, pero con nuevas combinaciones como el trío Costas-Cabral-Roncaglia en defensa, o la coincidencia por primera vez de Iago Aspas, en banda, con Maxi Gómez, en ataque, comenzó perdiendo ante el Burnley, pero a través del fútbol combinativo y la inspiración de Jozabed le dio la vuelta a la contienda. Fue en cuatro minutos y con dos disparos a la escuadra del portero local por parte del andaluz desde la frontal.

Los ingleses comenzaron fuertes. Cork probó a Sergio y acto seguido el meta de Catoira cometió un desliz que él mismo se encargó de neutralizar. Sin embargo, a los 13 minutos Brady abrió el marcador con un tiro desde fuera del área.

Y aunque los vigueses tardaron en sacudirse el dominio, poco a poco se fueron estirando hasta monopolizar el balón. Iago Aspas avisó con un libre directo que desvió Pope, el portero local, que también respondió a un disparo de Hjulsager desde fuera del área. El danés jugó como titular en el flanco izquierdo y poco a poco parece subir su nivel.

Fueron los dos avisos previos a la aparición estelar de Jozabed, que tras dos jugadas combinativas apareció en el balcón del área para darle la vuelta al marcador. En sus dos disparos buscó la escuadra de la portería del Burnley y acertó de pleno.

El Celta, que solo hizo un cambio en el inicio del segundo tiempo (Rubén reemplazó a Sergio en la portería) siguió llevando la manija del partido, pero fue el Burnley el que logró empatar con un disparo lejano de Hendrick que no pudo atajar el mosense.

Diez cambios

Fue justo antes del cambio masivo decretado por Unzué. Como hiciera el sábado, el técnico navarro dio entrada a diez jugadores de refresco y solo siguió en el campo el guardameta Rubén. Y con los Hugo Mallo, Pape, Lobotka, Guidetti y compañía en el campo, el Celta mantuvo el control de la pelota pero no acabó de concretar ninguna de las oportunidades que llegó a crear. Más aisladas que en el borbotón de juego de primer acto.

Las ocasiones más claras fueron dos tiros desde la frontal. El primero de Pione Sisto, que en un tendencia de romper por el centro tiró desde la media luna y se encontró con la respuesta del meta local. Lo mismo le pasó a Lobotka con otro disparo en una de sus llegadas al balcón del área. Su disparo terminó en córner, pero a balón parado los vigueses no generaron peligro.

El próximo sábado, ya en Alemania, nuevo amistoso de nivel, ante el Bayer Leverkusen.

Ficha técnica: 

Burnley - 2: Pope, Lowton (Bardsley 46), Long (Tarkowski 82), Taylor, Ward (Mee 46), Defour, Cork (Arfield 65), Hendrick (Barnes 65), Berg Gudmundsson, Brady (Gray 88), Vokes (Walters 75). 

Celta - 2: Sergio (Rubén, min 46); Roncaglia, Costas, Cabral, Jonny; Radoja, Jozabed, Wass; Iago Aspas, Maxi Gómez y Hjulsager. En el 61 entraron Hugo Mallo, Sergi, Fontás, Pampín; Pape, Brais, Lobotka; Buauvue, Guidetti y Pione Sisto.

Goles: 1-0, min 13: Brady. 1-1, min 34: Jozabed. 1-2, min 38: Jozabed. 2-2, min 59: Hendrick.

Árbitro: Jon Moss.

Incidencias: 5.868 espectadores en el Turf Mor. El amistoso comenzó con 15 minutos de retraso.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Jozabed lidera las tablas del Celta