La jugada que retrata al nuevo Celta

El Celta marcó su primer gol en Leverkusen tras 10 toques y 29 segundos de área a área

.

vigo / la voz

Por segunda vez en cinco días el Celta resumió en una jugada el fútbol que pretende instalar de la mano de Juan Carlos Unzué a la hora de elaborar el ataque. El primer gol de John Guidetti al Bayer Leverkusen en un canto al juego combinativo, al primer toque y a la precisión. Siete de los once jugadores del cuadro vigués entraron en contacto con el balón, con un total de 10 pases, siete de ellos al primer toque. De área a área y en 29 segundos.

1. Pampín

Intercepta el balón en el área propia. El canterano aborta un ataque del Leverkusen haciéndose con el balón en la frontal del área y acto seguido juega al primer toque para Beuavue, que pasó muchos minutos como extremo izquierdo en el partido del pasado sábado.

2. Beauvue

Recibe de espaldas. Muy vigilado, el guadalupeño controla, aguanta el balón y mira hacia atrás para confirmar que Pampín (lateral izquierdo) adelantó su posición y que le está ofreciendo una línea de pase.

3. Pampín

Recibe y mete el balón de primeras en el medio del campo. Con dos opositores encima, el canterano no se lo pensó dos veces. Tal como recibe el balón de Beauvue le pega de primeras en busca de uno de los centrocampistas.

4. Brais Méndez

Se ofrece y toca. Brais apenas estuvo un segundo con el balón, pero su gesto resume buena parte de la filosofía en la construcción de juego. El canterano recibe antes del medio campo ofreciéndole a Pampín una línea de pase y según recibe ya juega para atrás y en horizontal para Radoja.

5. Radoja

Con el tiempo justo para sacar el balón hacia la divisoria. El serbio apenas estuvo en contacto con el balón. Fue recibir de Brais Méndez el pase atrás y enseguida ponerlo en el medio del campo a donde había bajado Guidetti para recibir. La velocidad de balón es clave.

6. Guidetti

Toque y desmarque. El sueco actuaba como referencia ofensiva y bajó hasta el medio campo en busca del balón. Radoja vio su situación y le pasa el esférico. De primeras Guidetti entrega el balón a Daniel Wass, teórico interior derecho.

7. Wass

Conducción y apertura a banda. El danés recibe el balón de Guidetti, controla y avanza unos metros para acercarse a la posición de Facundo Roncaglia, que como lateral derecho ha comenzado a subir la banda.

8. Roncaglia

Recibe pegado a la línea contraria. El Celta llevó el balón de izquierda a derecha en siete toques sin que los alemanes pudieran interceptar el esférico. Roncaglia no se complicó con varios contrarios enfrente y decidió dejarla al primer toque y en carrera para Daniel Wass.

9. Wass

Traspasa la divisoria y ve el desmarque de Guidetti. Nada más recibir del argentino, el danés se adentra en campo contrario y con un golpeo largo con la pierna derecha busca a Guidetti, que ya ha iniciado el desmarque entre los dos centrales del Leverkusen.

10. Guidetti

Control y disparo hacia el gol. Tras un amago, el delantero céltico se hace con el balón en la media luna, ya sin el marcaje de los dos centrales germanos, que le dejaron espacio, cuestión que le permite a John armar el disparo y marcar el gol con un fuerte disparo a media altura que se cuela por el medio de la portería rival.

Fútbol al primer toque y velocidad de balón

El Celta ha marcado esta pretemporada dos goles de bandera que resumen como nada la filosofía que Unzué quiere imprimir al equipo, pero esa apuesta por el fútbol combinativo de área a área requiere un acierto casi pleno o un poder de recuperación muy importante. El segundo gol de Jozabed en Inglaterra o el primero de Guidetti en Alemania son un regalo para la vista. Nueve jugadores del Celta haciendo un inmenso rondo en el campo para llevar el balón de portería a portería.

Los dos goles tienen en común la rapidez de movimientos, el juego al primer toque y la visión para llevar el balón de lado a lado. Ambos, muy parecidos, parecen salidos de la misma pizarra. Las dos jugadas resumen mejor que nada la idea de juego de los célticos para el nuevo curso, una apuesta que quedó patente desde el primer día en Ferrol, cuando Sergio Álvarez sacó jugando el balón una y otra vez desde su área pequeña aun a riesgo de perder el esférico. Lo mismo se repite con el mediocentro más defensivo, encargado de recibir el balón para comenzar a montar el ataque si no lo hace un central. A lo largo de los cuatro partidos disputados (contando el 3x1 de Ferrol) los célticos casi nunca han sacado del balón en largo. Tan solo en momentos puntuales para superar la presión del rival.

Otro aspecto que han puesto en práctica es el juego por bandas, aunque no siempre terminó de funcionar debido a las pruebas. Extremos y laterales están llamados a tener mucho protagonismo este curso.

Votación
5 votos
Comentarios

La jugada que retrata al nuevo Celta