Pampín y Brais siguen en la carrera hacia la élite

Alende, el tercer canterano que comenzó con Unzué, ya jugó con el filial ante el Lugo


vigo / la voz

Tres canteranos comenzaron la pretemporada por el primer equipo, el número más bajo en mucho tiempo, y a falta de 11 días para que comience la Liga dos continúan bajo la disciplina de Unzué: Brais Méndez y Pampín, mientras que Alende ya jugó con el filial al día siguiente de regresar de la concentración en Londres y Alemania.

La participación del compostelano se reduce a los 45 minutos del primer partido ante el Sporting, jugando además de lateral izquierdo, un puesto que en absoluto es el suyo. Tampoco le ayudó a Alende que el primer equipo tenga en estos momentos cinco centrales. Aun así, seguirá alternando el trabajo entre los dos equipos. El club tiene muchas esperanzas depositadas en él.

Para Brais Méndez ya es el segundo verano en la órbita del Celta. El año pasado volvió de la minigira por Montevideo como uno de los más destacados. El mosense disputó cuatro partidos con Berizzo, tres como titular, y acumuló 240 minutos. Esta campaña Unzué lo puso en todas las citas, siendo el sexto jugador más utilizado. Siempre como media punta, en su posición natural, una demarcación bastante poblada pero para la que parece contar con el canterano.

Pampín comenzó como solución de emergencia para el lateral izquierdo pero se ha ido consolidando pese a ser un jugador más ofensivo. Unzué también le ha dado plena confianza, participando en todos los partidos y gozando de la titularidad en tres de ellos. El sábado pasado, en el último ensayo en Alemania, estuvo 62 minutos en el campo. Hay que tener en cuenta, además, que el oleirense tiene 17 años y está en edad juvenil.

Con solo dos amistosos por delante y la Liga a la vuelta de la esquina, Brais y Pampín mantienen el sueño que la temporada pasada llevó a Pape Cheikh a convertirse en jugador del primer equipo a todos los efectos cuando nadie lo esperaba, aunque lo más lógico es que los dos comiencen la temporada con el filial en Segunda B.

El caso de Iván Villar es diferente, ya que por cláusula, es jugador del primer equipo de pleno derecho, y se quedará con Unzué como tercer portero salvo que salga cedido.

Votación
3 votos
Comentarios

Pampín y Brais siguen en la carrera hacia la élite