Unzué reconoce que faltó velocidad y fluidez para hacer daño al rival

El entrenador vio avances en el proceso de asimilación de sus conceptos a una semana y media del comienzo de la Liga

.

Pese a la derrota en la tanda de penaltis, Juan Carlos Unzué vio avances en el proceso de asimilación de sus conceptos a una semana y media del comienzo de la Liga. «Veo progreso y evolución en el día a día en la idea que estamos intento transmitir», comentó el entrenador a los medios del club tras el partido de presentación en Balaídos.

En su análisis general, el navarro indicó que «me quedo en general con la paciencia de tener el balón y esperar para hacer daño. No ha sido fácil crear daño. El resultado no es el que nos hubiese gustado. El control del juego un 60 o 70 % del tiempo, pero nos ha faltado velocidad y fluidez para hacer daño al Udinese».

Tuvo palabras de ánimo para Maxi Gómez, que ha marcado de un modo consecutivo en los dos últimos partidos: «Para el tiempo que lleva con nosotros está en proceso de ir acostumbrándose al ritmo que conlleva este fútbol europeo y estoy contento con su trabajo». De la misma manera habló de la integración de Lobotka.

De cara al último amistoso, a disputar el próximo domingo, elogió el caché de la Roma: «El rival es de más nivel incluso que Udinese y va a ser una prueba de fuego interesante. Es el último partido antes de la Liga y espero que seamos capaces de dar otro pasito más».

Hasta la fecha los vigueses acumulan tres empates consecutivos y una derrota en el verano. Solo ganaron al Sporting.

Pruebas en la portería y nuevas combinaciones

Lo de probar el once tipo tiene que seguir esperando en el Celta, al menos hasta el domingo. El primer amistoso del conjunto vigués ante su público fue una oportunidad más para las probaturas. Unzué le dio la titularidad en la portería a Iván Villar pero el morracense no tuvo ningún trabajo y quedó inédito después de 45 minutos.

Tuvo más protagonismo Rubén, que hizo un par de paradas en el partido y luego detuvo un penalti, aunque no sirvió para mucho.

En cuanto a los jugadores de campo, Unzué mezcló a Roncaglia y Sergi en el centro de la defensa con los dos laterales puros en las bandas, en el medio metió a Lobotka a la par que Jozabed con Radoja por detrás y en ataque incidió en la idea conocida de meter a Iago Aspas en banda para colocar a Maxi López como nueve.

Los únicos que se quedaron sin jugar fueron Pape, por su lesión, además de Marcelo y Álex López. Pampín y Brais siguen disfrutando de minutos.

Votación
1 votos

Unzué reconoce que faltó velocidad y fluidez para hacer daño al rival