Vigo

El Celta tiene un serio problema. Encajó su cuarta derrota consecutiva y el domingo por la noche podría incluso visitar la zona de descenso. Y eso que ante el Valencia comenzó ganando con un tanto de saque de córner de Araujo y se fue al descanso con un gol de ventaja, pero en el segundo tiempo se metió atrás y demostró una vez más que no sabe defender. Empató Ferrán Torres y a falta de cuatro minutos Rodrigo marcó el tanto del triunfo valencianista. Y lo peor fue que durante los seis minutos que restaban y el alargue, el conjunto vigués fue incapaz de al menos disparar en una ocasión a la portería rival. La confirmación que sin Iago Aspas este Celta es carne de cañón.

Al menos de inicio el Celta salió al campo a dejarse la vida, a empujar con todo para intentar escapar de la línea roja del descenso. Con Pione Sisto, Lobotka y sobre todo Roncaglia, que jugaba por primera vez con Cardoso, como novedades, el conjunto vigués le miró a los ojos al Valencia, que puso velocidad y suspense en las primeras acciones. Porque su fútbol vertical, casi siempre al costado diestro de la defensa celeste propició un disparo alto de Coquelin y otro de Cheryschev, y poco después un desajuste de Jozabed en la medular propició un carrerón de Santi Mina al que respondió Rubén con dos bloqueos, uno al vigués y otro a Rodrigo. Más tarde Soler sacó su mejor disparo y el meta voló al encuentro del balón.

Superado ese momento crítico, el Celta comenzó a crecer. No le quemaba el balón en los pies y comenzó a visitar los dominios de Neto. Brais envió el primer aviso, Pione Sisto recuperó por una vez su tiro característico y Boufal buscó la escuadra. En ambas oportunidades, Neto voló hasta el balón, pero el portero valencianista nada pudo hacer en un córner sacado al primer palo que Araujo remató sin mirar portería para anotar el 1-0.

Era la antesala del descanso y Rubén todavía tuvo que responder a una falta centrada de Parejo. Quizás el anuncio de lo que venía en camino para el segundo acto, en donde el Celta reculó y una vez más acabó perdiendo.

Porque los vigueses le dieron el balón al Valencia, tan solo dispararon en una ocasión a la portería rival (un tiro de Brais desde la frontal que desvió Neto) y aunque los ché tardaron en reaccionar en el campo, lo hizo Marcelino en el banquillo con dos cambios que terminaron por convertirse en determinantes. Ferrán marcó el primer gol en el único fallo de Rubén en todo el partido. El de Mos se quedó a media salida tras un centro de Gayá y el canterano del Valencia enganchó un disparo con el exterior del pie derecho que se coló por el palo largo.

Con el empate el Celta no cambió el ritmo. Lejos de irse arriba siguió con el mismo plan, el Valencia olió sangre y como premio encontró el segundo gol, aunque primero se dio de bruces con la inspiración de Rubén en un remate de Santi Mina de cabeza y en otro de Garay. El del central especialmente envenenado.

Pero tanto merodeaba la tropa del murciélago el área celeste que al final acabó llegando el 1-2. Como de costumbre faltó contundencia en la salida de balón, Gameiro encontró un pasillo expedito para colarse en el área y le dio el balón a Rodrigo para que marcase a placer.

Quedaban seis minutos más el alargue y el Celta no fue capaz ni de atacar. Incluso Cardoso perdió tiempo con un cambio inservible. La plasmación del desastre.

 

 Ficha técnica

1 - Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Roncaglia, Araujo, Juncá; Jozabed, Lobotka; Pione Sisto (Hjulsager, m.81), Brais Méndez, Boufal (Emre Mor, m.70); y Maxi Gómez.

2 - Valencia: Neto; Piccini, Garay, Gabriel Paulista, Gayá; Carlos Soler (Ferrán, m.61), Parejo, Coquelin (Wass, m.78), Cheryshev (Gameiro, m.61); Santi Mina y Rodrigo.

Goles: 1-0, m.40: Araujo; 1-1, m.71: Ferrán; 1-2, m.84: Rodrigo

Árbitro: González González (colegio castellano-leonés). Amonestó a Jozabed, Brais Méndez y Hugo Mallo, por parte del Celta de Vigo, y a Carlos Soler y Gabriel Paulista por parte del Valencia.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 15.688 espectadores. Antes del choque se guardó un minuto de silencio en memoria de Manuel de Castro García y Luciano Miranda «Marcial».

Vota | ¿Qué nota mereció cada céltico frente al Valencia?

La Voz

El Celta encaja su cuarta derrota consecutiva

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

El Celta camina hacia la nada