Theresa May aplaza la votación del acuerdo del «brexit» en la Cámara de los Comunes

Corbyn pide a la primera ministra que se vaya si no puede renegociar el acuerdo de salida de la UE


Redacción

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha confirmado este lunes su intención de posponer el voto sobre el acuerdo del brexit previsto para este martes ante la falta de una mayoría en el Parlamento y dijo que buscará «garantías adicionales» en Bruselas sobre Irlanda del Norte. Por el momento se desconoce la nueva fecha de la votación.

«El acuerdo habría sido rechazado por un margen significativo, por lo tanto aplazaremos la votación prevista para mañana», afirmó ante la Cámara de los Comunes. «Iré a ver a mis homólogos en otros países miembros y hablaré con ellos de las preocupaciones claras expresadas por este cámara», agregó la premier.

Tras el anuncio de May, el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, declaró que la primera ministra «debe dejar paso» a su formación para gobernar si no puede renegociar con Bruselas el acuerdo para la salida del país de la Unión Europea.

Corbyn afirmó que el Gobierno conservador está sumido «en el caos» y advirtió de que la Cámara de los Comunes solamente aceptará un acuerdo «renegociado» y no simples «garantías» legales sobre el texto actual, e instó a la líder tory a buscar el consenso parlamentario antes de regresar a Bruselas.

Decenas de diputados conservadores han amenazado con rebelarse contra May y votar en contra del pacto alcanzado entre Londres y la Unión Europea (UE), por lo que el Gobierno corría el riesgo de sufrir una amplia derrota en la votación. 

Horas después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) sentenciase que Reino Unido tiene derecho a parar el brexit de forma unilateral, sin consenso con los otros 27 Estados miembro del bloque, May ha hablado de urgencia con su gabinete.

Aunque la premier siempre había defendido que seguiría adelante con el actual proceso, según el cual Reino Unido saldrá de la UE el 29 de marzo de 2019, finalmente ha confirmado que no habrá votación parlamentaria el martes sobre el acuerdo pactado con el resto de socios comunitarios, como ya adelantó horas antes la BBC.

Dos miembros del gabinete de May, de acuerdo con la emisora pública británica, indicaron que la decisiva votación sería aplazada para conseguir un mayor consenso.

La jefa del Gobierno ha confirmado el aplazamiento durante su declaración sobre la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) a las 15.30 GMT  (16.30 hora española), cuando se preveía que comenzara la cuarta jornada del debate sobre el pacto del brexit.

La Cámara de los Comunes iniciará el 21 de diciembre su receso vacacional, del que no volverá hasta el 6 de enero. El tiempo corre en contra de May si se tiene en cuenta que el visto bueno parlamentario debe llegar, como muy tarde, el 21 de enero de 2019. Además, conforme a lo establecido en el Tratado de la UE, la salida de Reino Unido tendrá lugar -con o sin acuerdo- dos años después de la activación del Artículo 50, es decir, el 29 de marzo de 2019, según destaca Europa Press.

Posibilidad de un nuevo referendo

Por su parte, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha afirmado, según informa Efe, que la sentencia del TJUE abre la puerta a que se celebre un nuevo referendo sobre el brexit

«Una extensión del artículo 50 para dar tiempo a otra votación, seguida de la revocación del artículo 50 si el resultado (de esa consulta) es la permanencia (en la Unión Europea) parece ser una opción que ahora está abierta en la Cámara de los Comunes», escribió Sturgeon en Twitter.

La dirigente escocesa se ha pronunciado a favor de que el artículo 50, que el Reino Unido activó en 2017 y que establece la retirada del bloque común para el 29 de marzo de 2019, se extienda para que se pueda celebrar un nuevo plebiscito.

Según ha defendido, esta debería permitir la opción de que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea (UE), ya que Escocia votó mayoritariamente (62 %) por continuar.

Tras la declaración de Theresa May en la Cámara de los Comunes, Sturgeon acusó a la primera ministra británica de querer «ganar tiempo» al no anunciar una nueva fecha para que el Parlamento vote el acuerdo del brexit.

«La parte más notable de esta declaración de la primera ministra hasta ahora es lo que está ausente: una fecha para reprogramar la votación. ¿Está simplemente tratando de ganar tiempo? Si es así, es inaceptable», escribió Sturgeon en Twitter.

El anuncio de May también ha creado inquietud entre la patronal británica de empresarios (CBI), quien ha alertado de que el Reino Unido puede sumirse «en una crisis nacional» si no hay «pronto» un acuerdo para la salida de la Unión Europea (UE).

Un revés para las empresas 

La directora general de la Confederación de la Industria Británica (CBI), Carolyn Fairbairn, afirmó que «supone un revés» para las empresas la decisión del Gobierno de posponer la votación sobre el acuerdo de brexit, que estaba prevista para mañana.

«Esto es otro golpe para las empresas que desesperadamente requieren claridad. Los planes de inversión están en pausa desde hace dos años y medio. Si no hay un acuerdo pronto, el país corre el riesgo de sumirse en una crisis nacional», afirmó Fairbairn.

La directiva instó a los políticos en Londres y en Bruselas a «demostrar liderazgo» y construir «un consenso que proteja la prosperidad tanto de la UE como del Reino Unido».

«Nadie puede permitirse meterse en la Navidad con la amenaza de una salida sin acuerdo» el 29 de marzo de 2019, manifestó.

Por su parte, el director general de la organización de directivos Instituto de Directores, Stephen Martin, sostuvo que la decisión de hoy de retrasar el voto será interpretada como «una extensión de la incertidumbre».

«Aunque deseamos lo mejor al Gobierno es sus esfuerzos por obtener más garantías sobre la cláusula de seguridad de Irlanda del Norte (uno de los puntos más polémicos del acuerdo), el reloj sigue avanzando y lo único que sabemos con certeza es que la fecha de salida está inscrita en la ley», afirmó.

Tras el anuncio de May, la Bolsa de Londres acabó hoy con un ligero descenso del 0,83 %, mientras que la libra esterlina bajó al cierre un 1,17 % frente al euro, hasta 1,1039 euros, y 1,39 % frente el dólar, hasta 1,2556 dólares, tras haber tocado anteriormente un mínimo en 20 meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Theresa May aplaza la votación del acuerdo del «brexit» en la Cámara de los Comunes